Banderas de la UE.
Banderas de la Unión Europea. GTRES

El negociador europeo para el brexit, Michel Barnier, ha afirmado este miércoles que la Unión Europea  acelerará los preparativos para un brexit sin acuerdo, a la espera de que Reino Unido indique cómo quiere proceder después de que el parlamento británico rechazase ayer el acuerdo de salida que Theresa May había alcanzado con Bruselas.

"Nuestra resolución es evitar ese escenario, pero también tenemos la responsabilidad de ser lúcidos. Esa es la razón por la que vamos a intensificar nuestros esfuerzos para estar preparados para esta eventualidad", explicó Barnier en un debate del pleno de la Eurocámara sobre el resultado de la votación.

El negociador insistió en que el acuerdo firmado alcanzado en noviembre entre Bruselas y Londres es el "mejor compromiso posible" y en que, tras el "claro" voto de ayer en contra de dicho acuerdo, corresponde al gobierno británico indicar las próximas etapas.

La Cámara de los Comunes rechazó el martes por 432 votos en contra y 202 a favor el acuerdo para la salida del Reino Unido consensuado entre Londres y Bruselas, pese a las garantías ofrecidas por la UE sobre la solución de salvaguarda para la frontera entre las dos Irlandas, que se decidió para facilitar que fuese aprobado por el Parlamento británico.

Barnier aseguró que la máxima prioridad de la UE en las próximas semanas es conseguir una salidea ordenada del Reino Unido, pero advierte de que a diez semanas del 29 de marzo (fecha fijada para la culminación del 'brexit') el riesgo de un 'brexit duro' es mayor que nunca.

Por ello, dijo, se acelerarán los trabajos de preparación para este escenario en los que la Comisión, los Estados miembros y la Eurocámara han trabajado en los últimos meses.

Esto se hará, dijo, "en colaboración con todos los socios, que podrían ser llamados en breve periodo de tiempo a adoptar medidas urgentes frente a este escenario".

También el presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, dijo que la UE tiene que abordar la perspectiva de un "brexit sin acuerdo", con la vista puesta en proteger los derechos de los ciudadanos europeos que viven en el Reino Unido y los británicos que viven en el resto de la UE "que serán las primeras víctimas de una salida desordenada".

Señaló, no obstante, que hay que ver cómo prevé proceder el Parlamento británico para encontrar una solución "lo más pronto posible".

La libra sube un 0,19% tras el rechazo al acuerdo

Pese a la incertidumbre política que supone la falta de un acuerdo para la salida ordenada del Reino Unido, la libra esterlina ha visto este miércoles una subida del 0,19% de su valor, frente al euro y al dólar.

Esta subida ya se apuntó durante la noche del propio martes y ha continuado su tendencia al alza durante la apertura de la bolsa.

Con ello, la libra sitúa su valor en 1,1291 euros o 1,2885 dólares.

La divisa del Reino Unido perdió un 7 % de su valor el año pasado ante la incertidumbre sobre los términos de la retirada del Reino Unido de la Unión Europea (UE), fijada para el próximo 29 de marzo.

Pese a esta tímida subida, el director general de las Cámaras de Comercio Británicas, Adam Marshall, declaró este miércoles a los medios que "no hay palabras" para describir la "frustración, impaciencia y el cada vez mayor enfado entre las empresas" después de dos años y medio de negociación.

Marshall pidió a los diputados que lleguen a un acuerdo sobre el brexit, algo compartido ya por organizaciones empresariales como la Federación de Pequeñas Empresas, el Instituto de Directores (IoD) y la Confederación de la Industria Británica (CBI).

Esta incertidumbre se ha dejado sentir también en la Bolsa de Valores de Londres, que empezó la jornada con tendencia al alza pero poco después perdía 14,60 puntos, un 0,21 %, hasta situarse en 6.880,42 enteros.