Vicente y Marta, en 'First Dates'.
Vicente y Marta, en 'First Dates'. CUATRO

Lo que ha unido la política que no lo separe First Dates. Y es que en la cita de este martes entre Marta y Vicente en el programa de Cuatro saltaron chispas desde que se vieron, pero el momento culminante de la cena y lo que les hizo dar el paso definitivo fue su ideología política. Ambos reconocieron que eran simpatizantes de Vox: "Soy muy de derechas y afiliada al partido", admitió la granadina. "En este país si dices que eres de derechas te califican de xenófobo, racista... entonces tienes que ir con un poco de cuidado, pero a mi me encanta Vox", añadió el valenciano.

"En cuanto nos hemos visto ha saltado la chispa porque somos el prototipo de cada uno", admitió la camarera, que llegó al restaurante de Cuatro buscando a un hombre "alto, grande y de derechas". Y reconoció que "cuando la gente me ve, lo primero que piensa es que soy una perro flauta o una podemita, pero para nada", y al ver a Vicente, tan tatuado como ella, con piercing en la lengua "y en los pezones", añadió que "las apariencias engañan y que él sea de derechas me ha vuelto loca".

Además de la política, los dos tenían bastantes cosas en común, y las expusieron durante la cena: ambos tenían hijos (ella dos y él uno); no deseaban tener más descendencia; o que amaban los tatuajes. "Llevo de tatuador profesional más de 10 años, y la verdad es que con las mujeres tengo bastante éxito porque como ahora lo que les gusta son los cuarentones tatuados, pues me va bien", admitió el valenciano.

Ambos se fueron al reservado donde, mientras ella le dio un beso en el cuello a él, Vicente fue directo a besarla en los labios, confesándole que "eres guapísima y me has gustado muchísimo. Como decimos en Valencia, estás potorra". Al final, ambos decidieron tener una segunda cita para seguir conociéndose.