Daniel Day-Lewis recibe el Óscar al Mejor Actor por 'Pozos de ambición'.

El actor británico Daniel Day-Lewis posa para los fotógrafos.
El actor británico Daniel Day-Lewis posa para los fotógrafos.
EFE
El actor británico Daniel Day-Lewis recibió el Óscar al Mejor Actor por su papel en la película
Pozos de ambición, dirigida por Paul Thomas Anderson.

Day-Lewis, quien recibió
su premios de manos de Helen Mirren, competía en dicha categoría junto a George Clooney por
Michael Clayton; Johnny Depp por
Sweeney Todd; Tommy Lee Jones por
En el valle de Elah y Viggo Mortensen por
Promesas del Este.

Al recibir el premio Day-Lewis, ataviado con un smoking negro,
agradeció el premio a su esposa "guapa, optimista, y de mente abierta", Rebecca Miller, y también a su abuelo, a su padre y a sus tres hijos.

Esta cinta representaba el regreso al cine de Daniel Day-Lewis, de 51 años, tras
dejar el cine en 2005 y dedicarse a ser zapatero artesano.

Al igual que Javier Bardem por
No es país para viejos, Day-Lewis ha conseguido
todos los premios posibles por su papel de Daniel Plainview, un magnate en la California de comienzos del siglo XX.

El Globo de Oro, el Bafta británico, los premios de la Asociación de Críticos de Los Ángeles y la de Nueva York, son algunos de los galardones que ha conseguido el actor, que por este papel ha cosechado además calificativos como
"grandioso", "aplastante" o "monstruoso".

Y el Óscar de esta noche es su
segundo premio de la Academia de Hollywood tras el conseguido por
Mi Pie Izquierdo (1989), en la edición de 1990.

Day-Lewis es conocido por sus cuanto menos singulares decisiones personales y por su
obsesiva preparación de cada uno de los personajes que ha interpretado.

Por ejemplo,
aprendió a hablar checo para poder hablar el inglés con acento checo que requería el personaje que interpretó en
La insoportable levedad del ser.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento