Vox
El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, en un acto en Soria. Wifredo Garcia / EFE

El PP estudia pedir información a Vox sobre su financiación en el seno de la Comisión sobre las cuentas de los partidos, que maneja en solitario en el Senado, ya que considera "preocupante" los datos de los que han tenido conocimiento este domingo de posibles donaciones de exiliados iraníes.

En la rueda de prensa tras el comité de dirección, Marta González, vicesecretaria de Comunicación del PP, ha dicho que no se ha tomado ninguna decisión en la reunión sobre este tema, pero que es "muy posible" que su partido solicite información en relación con esa financiación "de asociaciones y partidos vinculados a la oposición en países extranjeros".

González no ha especificado si esta petición se sustanciará con una petición de comparecencia en la comisión o de otra manera, ya que no se ha abordado en el comité de dirección esta cuestión, vinculada a la información publicada en El País que apuntaba a que el exilio iraní financió el 80 % de la campaña de Vox para las elecciones europeas de 2014.

Vox entrará en el Senado, tras conseguir doce escaños en el Parlamento de Andalucía, con un senador por designación autonómica de esta comunidad.

Vox lo admite

Por su parte, la presidenta de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, reconoció este domingo en una entrevista concedida a la cadena Cope que durante la etapa de Vidal-Quadras al frente del partido recibieron donaciones "particulares" del exilio iraní, pero ha matizado que "todas son legales".

"En Vox todas las donaciones son legales. Esas donaciones son de particulares del exilio iraní, de esos que salen huyendo de los enemigos de la libertad, de los que financian a Pablo Iglesias", ha sentenciado.

También el secretario general de la formación, Javier Ortega Smith, aseguró este domingo que toda la financiación de la campaña de las elecciones europeas de 2014 fue aprobada por el Tribunal de Cuentas, y, por tanto, los donativos fueron "legales y transparentes".

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha garantizado este lunes en un desayuno informativo del Club Siglo XXI la legalidad del sistema de financiación del partido y ha dicho que todos sus fondos han sido auditados por una empresa y entregados al Tribunal de Cuentas, que es el que tendrá que "aclarar" si existe alguna irregularidad.

"Lo tendrá que aclarar el tribunal que tiene todas nuestras cuentas, pero nosotros en todo caso no tenemos fondos iraníes, hemos recibido donaciones de personas que pueden ser extranjeras", ha contestado Abascal, que ha asegurado que la financiación de Vox es "absolutamente legal".