Sala de Jurado de la Audiencia Provincial de Almería
Sala de Jurado de la Audiencia Provincial de Almería EUROPA PRESS

"Cuando tomas eso no te acuerdas de nada, ni de lo que haces. Al otro día me dijeron que había hecho eso y no me lo creía", ha manifestado a las preguntas de su defensa durante la primera sesión del juicio con jurado que se ha celebrado en la Audiencia Provincial de Almería, en el que la Fiscalía interesa para él 23 años de prisión por un delito de homicidio consumado y otro en tentativa.

El acusado, quien ha recordado que en el momento de los hechos contaba con "18 años recién cumplidos", ha negado recordar los hechos que se le imputan más allá de haberse visto rodeado de "tres personas", de las que una le estaba "empujando" y que le "iban a hacer daño", por lo que sí sabe que "temía" por su vida, según ha relatado nada más comenzar el interrogatorio del Ministerio Público.

De esta manera, no ha podido aclarar cuáles fueron sus movimientos desde que llegó al pub ejidense hasta que, a la mañana siguiente, despertó en su casa, aunque sí ha precisado que estuvo "solo" durante toda la noche y que no llevaba ningún tipo de arma blanca.

"Yo no he salido nunca con armas, no solía salir con esas cosas", ha explicado el acusado, quien según su relato en relación a lo ocurrido en el local de copas donde se produjo la riña sobre las 4,00 horas del 1 de octubre de 2016, tampoco vio a ningún familiar esa noche.

En esta línea, y preguntado por encierra algún tipo de amistad o enemistad con algunos parientes próximos que participarán como testigos en el juicio y que habrían presenciado los hechos, ha asegurado que la relación entre todos es "normal" y que no tiene ningún "problema personal" con ninguno de ellos.

Frente a estas versiones, las acusaciones particulares han sostenido al inicio de la sesión que el acusado acabó con la vida de la víctima y trató de matar a su compañero con "alevosía y ensañamiento", tras haberse producido un "ataque sorpresivo" mediante una puñalada en la zona abdominal del fallecido, al que posteriormente habría atacado nuevamente en la calle "para asegurar su muerte", por lo que el letrado Karim El Marbohue interesa un condena mayor por asesinato de 24 años, mientras que su colega y representante de la víctima que sobrevivió también considera que se produjo un asesinato en tentativa.

Por su parte, la defensa ejercida por el abogado Diego Álamo ha señalado que, a partir de las actuaciones, "no está acreditado" que su defendido sea el autor material de los hechos, toda vez que las drogas que había consumido pudieron producirle un "efecto explosivo en su cerebro", por lo que, en cualquier caso, cree que su responsabilidad penal "puede variar" en caso de ser considerado autor de las puñaladas.

En cualquier caso, y de ser así, el letrado ha descartado que los hechos sean constitutivos de asesinato puesto que "no se dio la circunstancia para imposibilitar la acción defensiva" de la víctima al estar todos en un local donde "acudió gente, había luz y había de 40 a 50 personas". Asimismo, ha asegurado que el fallecido presentaba "heridas defensivas", toda vez que ha reducido a unas "lesiones" las heridas sufridas por el otro implicado.

Los hechos, según el relato de la fiscalía, ocurrieron a las 4,00 horas, cuando un grupo de personas, entre los que se encontraban el procesado y ambas víctimas, iniciaron una discusión. En un momento de la riña, C.U.G. exhibió presuntamente una navaja de grandes dimensiones pero uno de sus amigos le instó a guardarla, tras lo que se fue hasta el baño.

Cuando pasados unos momentos salió del aseo, el fiscal remarca que comenzó a decir a "grandes voces" "¿Qué pasa, qué pasa ahora, otra vez?" y volvió a sacar la navaja "amenazando con ella a varias personas".

El procesado asestó entonces supuestamente seis puñaladas a uno de los jóvenes del otro grupo, de 31 años, quien falleció a consecuencia de las graves lesiones después de ser evacuado al Hospital de Poniente, en El Ejido.

Uno de los jóvenes que acompañaban a la víctima mortal intentó auxiliarle pero recibió presuntamente otras cinco puñaladas a manos de C.G.U. si bien este, de 24 años, pudo salvar la vida pese a que sufrió lesiones en zonas de riesgo vital con herida incisa en el mentón que le provocó la extracción de una pieza dentaria.

Consulta aquí más noticias de Almería.