L''expresident' Francisco Camps, en imatge d'arxiu
El expresidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, en imagen de archivo. FLICKR CORTS - Archivo

José De la Mata, el juez del caso Gürtel, ha citado el miércoles 30 como investigado al expresidente valenciano Francisco Camps en relación a la adjudicación pública con una sociedad de la trama, que pudo ser un pago encubierto por trabajos al PP, así como a otros 12 imputados y testigos.

El próximo lunes 28 de enero, De la Mata tomará declaración como testigo a Ricardo Costa, ex secretario general del PP valenciano, quien apuntó a Camps como responsable de la financiación irregular del PP en esa Comunidad en el juicio a la rama valenciana de Gürtel.

Además, el juez tiene previsto interrogar a otros cuatro testigos ese mismo día, entre los que figura Nuria Romeral, la exjefa de prensa de Camps, que durante el juicio sostuvo que quien mandaba en el PP valenciano era Costa; y la exconsellera Paula Sánchez, así como otros dos testigos: Juan Sanz y Alicia Verdú.

De la Mata, a petición de la Fiscalía Anticorrupción y a raíz de las confesiones de los principales acusados en el juicio de Gürtel-Valencia, imputó a Camps en relación con un contrato de la feria turística Fitur 2009, adjudicado a la empresa Orange Market, relacionada con la trama mafiosa y que hizo a su vez trabajos para campañas electorales del PP.

Se trata de la adjudicación del expositor Grandes eventos hecha por Salvadora Ibars, la directora general de Promoción Institucional de la Generalitat Valenciana, y ahora el juez, al ser la única irregularidad imputable a Camps que no habría prescrito, quiere aclarar si ella recibió indicaciones de sus superiores para dársela a Orange Market. 

Para averiguarlo, Ibars también ha sido citada como investigada para el próximo martes 29, día en el que deberán también comparecer en calidad de imputados el cabecilla de Gürtel, Francisco Correa, y su socio en Valencia, Álvaro Pérez, El Bigotes, quien dirigía Orange Market.

Estos dos responsables de Gürtel y el número dos de la trama, Pablo Crespo (citado el mismo día que Camps) -los tres en prisión cumpliendo condena por otras piezas del caso- corroboraron también en el juicio la versión que ofreció Costa sobre la financiación irregular del PP valenciano.
Para reforzar estas comparecencias, el juez ha emplazado también al exgerente de Orange Market Cándido Herrero, quien aseguró en el juicio que elaboró las facturas de la empresa "al dictado" de Crespo y El Bigotes.

Para el magistrado, de las revelaciones del juicio se extrae que la directora general de Promoción Institucional de la Generalitat Valenciana, Salvadora Ibars, dependía directamente de Camps, y fue ella quien comunicó a la instituciones valencianas que iban a exponer en ese stand que Orange Market sería la empresa que ejecutaría los trabajos.

Ibars dijo a las instituciones que recibirían los presupuestos autorizados por Presidencia

Según el juez, Ibars les comunicó a las instituciones que recibirían los presupuestos de Orange Market autorizados por Presidencia, por lo que tenían que limitarse a contratar a la empresa de la trama y validar esos presupuestos.

En paralelo a esa adjudicación, que se produjo el 30 de diciembre de 2008, se estaban produciendo "intensas negociaciones entre personal de Orange Market y el PP de la Comunidad Valenciana" para cobrar servicios que la empresa de Gürtel había hecho al partido.

Como Francisco Camps estuvo "directamente relacionado" con la contratación de Orange Market por el PP valenciano para "distintas actividades relacionadas con la campaña electoral", el expresidente valenciano pudo "intervenir de modo decisorio en el sistema irregular de pagos del PP de la Comunidad Valenciana a Orange Market", condisera De la Mata.

El juez cree que Camps pudo desplegar "un papel determinante en la decisión irregular de diversas adjudicaciones de contratación pública, tal como la indicada de Fitur 2009, para beneficiar indebidamente a Orange Market, compensándola por tales deudas".