Jessica Simpson
La cantante Jessica Simpson posa para la prensa en un evento promocional. GTRES

La cantante Jessica Simpson ha compartido con sus fans los efectos secundarios que le está produciendo su tercer embarazo. Ni insomnio ni náuseas: su problema es de retención de líquidos.

Así que ha pedido ayuda a sus más de cuatro millones de seguidores en Instagram. "¿Algún remedio?!", escribe la diseñadora de moda junto a una foto de sus tobillos tremendamente hichados.

Ver esta publicación en Instagram

Any remedies?! Help!!!!

Una publicación compartida de Jessica Simpson (@jessicasimpson) el10 Ene, 2019 a las 5:10 PST

Desde luego, Simpson ha recibido muchos consejos como colocar las piernas en alto y ponerlas en remojo. No obstante, los usuarios la instaron a consultar a su médico, expresando su preocupación de que pueda estar experimentando preeclampsia.

Según explica la Clínica Mayo es una "complicación del embarazo caracterizada por hipertensión arterial y signos de daño a otro sistema de órganos, con mayor frecuencia el hígado y el riñón".

En septiembre, Simpson publicó en la red social que ella y su marido Eric Johnson iba a ser padres de nuevo. "Este pequeño bebé nos hará una familia de cinco", escribió en la foto en la que aparecían su hija Maxwell Drew, de 6 años, y su hijo Ace Knute, de 5 años. "No podríamos estar más felices de anunciar esta preciosa bendición de la vida", concluyó.

Ver esta publicación en Instagram

This little baby girl will make us a family of five. We couldn’t be happier to announce this precious blessing of life.

Una publicación compartida de Jessica Simpson (@jessicasimpson) el18 Sep, 2018 a las 7:16 PDT