Un coche patrulla de la Policía Nacional
Un coche patrulla de la Policía Nacional. CNP - Archivo

Al parecer, cuando un hombre tocó a la puerta de un vecino para pedirle herramientas con el fin de poder acceder a otra vivienda de la misma planta, dado que no tenía las llaves. El vecino accedió y le dejó un cincel. Sin embargo, a los pocos minutos se comenzaron a escuchar fuertes golpes en la finca, por lo que un vecino llamó a la a sala del 091.

Cuando los agentes llegaron se encontraron con una puerta medio fracturada y al presunto autor devolviéndole el cincel al vecino que se lo había dejado para abrir la puerta. Tras entrevistarse con el vecino, éste explicó lo sucedido. El detenido por su parte manifestó que había pedido prestado el cincel, pero titubeaba con las respuestas del motivo por el que había forzado la puerta de una vivienda que no era suya.

Teniendo en cuenta las declaraciones de ambas personas, se procedió a su detención por un presunto delito de robo con fuerza. El detenido de 37 años de edad, fue puesto a disposición del

Juzgado de Instrucción en funciones de guardia de Benidorm acusado por un delito de robo con fuerza.

Consulta aquí más noticias de Alicante.