En su participación en la jornada 'Transición ecológica: El reto de la financiación sostenible' organizada por la Fundación Cotec, Ribera aseguró que "no le cabe la menor duda" de que esos objetivos a 2030 se pueden cumplir, aunque indicó que todos los sectores económicos, así como el resto de agentes sociales "tienen un papel que desempeñar".

La ministra subrayó que la disrupción del cambio climático "entiende poco de colores políticos" y consideró que no hay nadie que no apueste por una transición hacia una economía descarbonizada. "No he oído a nadie que propugne que España salga de Naciones Unidas o de la Unión Europea. Hay mucho más que nos une y no que nos diferencia", dijo.

Asimismo, señaló que el cambio climático es "una carrera contrarreloj" en la que hay que plantearse desde el futuro para atrás "cuáles son las sendas más razonables" para alcanzar los objetivos de descarbonización y advirtió que "es imposible pensar que podemos volver a un modelo de crecimiento como el del pasado".

Además, Ribera aseguró que es necesario actuar y estar a la cabeza, a pesar de poder pagar el coste del aprendizaje, ya que afirmó ser de las que "piensan que las cosas no pasan nunca solas".

Para ello, indicó que son necesarias señales regulatorias "estables pero flexibles", para que puedan ser ajustadas en el camino y defendió el papel que deben jugar "la solidaridad y la transición justa".

Consulta aquí más noticias de Asturias.