"Socorro, auxilio, ayudad, que matan a mi madre". Con este grito desesperado, el hijo de 16 años de la mujer asesinada este sábado en Fuengirola pedía ayuda mientras su padre, y expareja de la víctima, agredía a ambos.

"Papá, no", repetía una y otra vez mientras presenciaba el crimen, tal y como han revelado algunas vecinas de Leonor, la fallecida. "Por favor, ayudadme, llamad a la Policía, que matan a mi madre", alertaba el hijo tras lograr escapar, con heridas en el cuello, del agresor.

Los hechos ocurrieron a las 19.00 h de la tarde en la calle San Salvador de Fuengirola. "Yo estaba en el comedor y empecé a escuchar los gritos y salí", apunta una vecina.

La víctima se encontraba en su domicilio cuando llegó su expareja, que le asestó hasta 10 cuchilladas. Fue su hijo, también herido, quien trató de pedir ayuda, recuerda también Mamen, hermana de la mujer fallecida, que pide que el detenido "se pudra en la cárcel". "El niño estaba lleno de sangre", destaca otra vecina testigo de lo ocurrido.

Los que escucharon los gritos pudieron ver también cómo el asesino salió de la vivienda "de lo más frío y natural, como si no hubiera hecho nada". De ahí se dirigió a un hospital de Marbella, donde aseguró que había sido atacado. Allí fue detenido por la Policía.

Consulta aquí más noticias de Málaga.