La hermana de Leonor, la mujer asesinada este sábado en Fuengirola por su expareja, ha pedido que el detenido, un hombre de 50 años de nacionalidad alemana, "se pudra en la cárcel".

Mamen ha participado este domingo por la mañana en un minuto de silencio convocado en señal de repulsa en la plaza de la Constitución de la localidad malagueña, un acto que ha congregado a cerca de 1.000 personas para expresar su rechazo a la violencia machista. En declaraciones a la Agencia Atlas, ha asegurado que su hermana le había pedido tiempo a su agresor porque sabía que, por su carácter, "no podía separarse de él".

Asimismo, ha contado cómo el hijo de la víctima, de 16 años lo presenció todo: "El niño vio cómo la acuchillaba y le pegó tres patadas en la cabeza al padre, salió corriendo, pero el padre se levantó e intentó acuchillarlo a él, tiene dos cortes en el cuello".

Finalmente, logró escapar y pidió ayuda a su abuela, que vive en la calle de detrás. Fue ante la ausencia del menor cuando el agresor "se volvió hacia mi hermana y la degolló", ha dicho entre lágrimas.

Mamen ha añadido que su hermana, de 47 años "llevaba desde los 14 con él", y desconocía la situación de maltrato que sufría. "Nunca ha hablado, ni a la familia", ha asegurado. Según la Policía, tampoco constaban denuncias previas ni órdenes de alejamiento.

Consulta aquí más noticias de Málaga.