Los ancianos son los principales beneficiarios de la Dependencia
Un anciano, en una foto de archivo. ARCHIVO

Un varón de 91 años ha fallecido en la noche de este jueves en una residencia de ancianos de la localidad soriana de El Burgo de Osma tras ser agredido presuntamente por otro residente de 94, según ha informado la Subdelegación del Gobierno en Soria.

El agresor es un varón que tiene demencia senil y golpeó al fallecido con un bastón en la misma habitación que compartían en la residencia de mayores 'Benilde', situada en la calle San José Obrero de El Burgo.

Los servicios de emergencia recibieron la llamada a las 21.30 horas de la noche del jueves 10 de enero y cuando la Guardia Civil llegó a lugar de los hechos, confirmó que se trataba de un homicidio consumado.

Compartían habitación de hace tres días

El agresor y el fallecido llevaban tres días compartiendo ese dormitorio con la víctima, ha explicado este viernes el director de la residencia de mayores 'Benalde' de El Burgo de Osma (Soria), Javier Gómez.

Gómez ha explicado a los periodistas que el agresor, de 94 años, era una persona muy conocida en el pueblo, por donde caminaba por los soportales de la calle Mayor y alternaba en los bares.

"Se ha ido deteriorando poco a poco en los dos últimos años. Y algún día nos dio la preocupación de tener que buscarle y otras veces decía que quería irse a Fresno y se le cogió carretera abajo", ha indicado Gómez, quien ha añadido que desde hace un tiempo el agresor no salía de la residencia de mayores.

"Cuando le vimos así dimos cuenta a los asistentes sociales y por oficio se mandó al Juzgado para que le incapacitaran y nombraran tutor, ya que no tiene hijos", ha apuntado.

La Fundación Castellano Leonesa para la Tutela de Personas Mayores, FUNDAMAY, promovida por la Asociación Tutelar de Personas Mayores de Castilla y León (ATPEMA), es la que ha tutelado al agresor el último año.

"Al primer golpe le mató"

Tras señalar que el agresor compartía la habitación desde hace solo unos días con la víctima, Gómez ha asegurado que intentan poner juntas "a personas afines, que coincidan y no choquen. A la persona agredida le faltaba bastante audición. Llevaba tres días".

Un auxiliar de la residencia, tras dejarlos anoche acostados en su habitación, se encontró al agresor en el pasillo, con el bastón que ha usado siempre, y le invitó a irse a la habitación. "Cuando entró se encontró con el caso", ha indicado el director de la residencia, quien ha apuntado a que la agresión "creo que sería con el bastón y creo que al primer golpe le mató".

El supuesto agresor ha estado custodiado toda la noche por la Guardia Civil en la residencia hasta que ha pasado a disposición del juez

Consulta aquí más noticias de Soria.