El cadáver de la ballena varado en las rocas del municipio de Oia
El cadáver de la ballena varado en las rocas del municipio de Oia. MOVEMENTO OIA

El municipio de Oia, de Pontevedra, convive desde hace más de veinte días con el cadáver de un ballena de más de treinta toneladas de peso. El animal fue arrastrado por el temporal de diciembre hasta que quedó en las rocas de esta localidad gallega.

Desde el partido de la oposición del municipio, Movemento Oia, explican a 20minutos que la ballena "llegó muerta" el día 19 de diciembre en una semana "muy dura de temporales". Esta organización pertenece a Las Mareas Gallegas, la alianza de la comunidad de Podemos.

Según el portavoz de este partido, Xoan Lois Vila, las consecuencias que provoca este cuerpo es que "deja olor", mucha grasa en las rocas, y "perjudica a la fauna y la flora que está debajo".

El hecho de que el cadáver de la ballena esté en un lugar apartado, entre rocas, hace dificil su retirada. Vila denuncia que Salvamento Marítimo no vio viable quitar su cuerpo y que la empresa que se encarga de deshidratar animales muertos de la Xunta se desentiende porque "no son los encargados de extraerla".

Este portavoz, aunque reconoce que es dificil quitar a esta ballena del lugar, por su elevado coste, se muestra crítico porque el Ayuntamiento en un principio se lo tomó como una atracción turística y "pensaron que el mar lo podría ir quitando".

Vila aventura que la única opción viable para quitar a la ballena "es cortarla en cachos con un equipo especializado y quitarlo", pero apunta que "tiene un coste elevado".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.