Ruth Beitia
Pablo Casado (c), y las candidatas del PP al Gobierno de Cantabria, Ruth Beitia (i), y a la alcaldía de Santander, Gema Igual (d). EFE/Pedro Puente Hoyos

La candidata del PP a la Presidencia de Cantabria, Ruth Beitia, ha solicitado este jueves "remar todos en la misma dirección" para lograr recuperar la confianza de los cántabros y obtener en los comicios de mayo el "gran resultado" que tiene que lograr el partido, porque considera que de su formación "depende el futuro" de la región.

Ante el presidente del PP, Pablo Casado; la líder de los populares cántabros, María José Sáenz de Buruaga, y la otra candidata que presenta el partido, Gema Igual, Beitia ha reconocido que se han depositado "muchas expectativas" en ella, pero ha prometido el mismo objetivo que tuvo en su actividad deportiva: "que desde el esfuerzo se construye el futuro".

Precisamente, a Casado, Beitia le ha expresado su "agradecimiento explícito" por haber pensado en ella, una propuesta ante la que dijo tener "sentimientos encontrados": un "enorme orgullo" e "ilusión" pero también una "sensación de vértigo" al asumir un reto que es "nuevo" para ella. "Pablo, si tú has contado conmigo es para mí un enorme orgullo, pero mayor será aún el de poder devolver ese apoyo para que tú, Pablo, seas el próximo presidente de España cuanto antes".

"Nadie sobra"

"Cada aportación suma y la suma de esas voluntades es nuestra mayor fortaleza", ha apostillado la candidata popular, quien ha considerado las elecciones de mayo "un reto colectivo". Para este reto ha dicho que "nadie sobra", y ha asegurado que, con ella a la cabeza, el PP de Cantabria va a "recuperar la ilusión y el apoyo que siempre ha sido la seña de identidad" de sus cargos, afiliados y simpatizantes.

Beitia se ha definido como una persona "que no se amilana ante las dificultades, sino todo lo contrario", y ha apuntado a los "grandes paralelismos" que hay entre la vida deportiva y la actividad pública que le pueden ayudar en esta empresa: "la dura competencia, la vocación, el trabajo y la capacidad de sacrificio".

Tras la propuesta de Casado de que liderara esta candidatura, ha confesado que tuvo sentimientos encontrados, por un lado el vértigo de asumir un reto que para ella es nuevo, pero también "el enorme orgullo" que le diera esa responsabilidad. Al líder del PP le ha trasladado su compromiso de apoyo "sin fisuras" para que llegue a ser el presidente del Gobierno de España.

La candidata a la Presidencia del Gobierno de Cantabria también ha dedicado buena parte de su discurso a cargar contra la gestión del actual jefe del Ejecutivo, Miguel Ángel Revilla, quien, a su juicio, lleva a la región por un rumbo que no le va a permitir estar preparada para los retos de futuro.