Manifestación CUP
La concentración de apoyo a José Téllez en la Ciudad de la Justicia. ÁLEX AGUAYO

El concejal de Badalona (Barcelona) José Téllez (CUP) ha reconocido este jueves en el juicio contra él que cogió unos carteles independentistas de un coche patrulla de la Policía Local que habían sido intervenidos y los devolvió a unos manifestantes, justificando que fue para garantizar un derecho fundamental como es la libertad de expresión y evitar "males mayores".

Al declarar como acusado por presunta desobediencia grave en el Juzgado Penal 7 de Barcelona, ha explicado que el 25 de septiembre de 2017, siendo tercer teniente de alcaldes, quiso mediar entre un grupo de manifestantes que se encaraban a unos policías porque les había requisado carteles con el mensaje 'Hola Europa' y 'Hola República' que estaban colgando en la calle Layret.

Al ver que los policías no accedían a retornárselos, decidió coger los carteles requisados del coche patrulla y los devolvió al grupo al considerar que la actuación policial estaba vulnerando derechos fundamentales, para lo que --ha citado-- actuó amparado por el título 20 de la Constitución.

Téllez ha resaltado que nunca exigió a los agentes devolver los carteles, pero sí lo sugirió porque esos carteles no eran para los preparativos del 1-O y por tanto no justificaban una intervención, que fue realizada por la Policía Local en base a la instrucción de la Fiscalía contra el 1-O.

El encausado ha recordado que trasladó a los agentes que la entonces alcaldesa, Dolors Sabater (Guanyem Badalona), había enviado un escrito de protesta a la Fiscalía de Barcelona por esa orden al considerar que las policías locales no deben actuar directamente como policía judicial a las órdenes de Fiscalía, por lo que pensaba que la actuación podía ser irregular.

El concejal, que en el turno de última palabra ha dicho que volvería a actuar del mismo modo, también ha resaltado que temía que la policía de Badalona tuviera que practicar alguna detención antes del 1-O al ver la actitud de las personas congregadas --entre las que estaba el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart-- y que actuó para "salvar la imagen del cuerpo".

Declaración de los policías

Los tres cabos de la Policía Local que actuaron esa noche han explicado que lo hicieron en base a una instrucción de la Fiscalía y a las órdenes de la Jefatura del cuerpo que indicaban que todos los cuerpos policiales, incluidas los locales, debían requisar material preparatorio del 1-O, que iba a celebrarse pocos días después.

Han descrito la situación como "anómala" ya que, tras intervenir los carteles e identificar a las cinco personas que los colgaban, se fueron congregando en torno a ellos más personas que les increpaban --'ladrones', 'fascistas'-- y que les amenazaban con que desde el 2 de octubre les iban a echar a la calle y no trabajarían más en Catalunya.

Los tres han corroborado que Téllez abrió la puerta trasera del vehículo y se llevó los carteles que ellos previamente habían intervenido, pese a que le insistieron en que no los podían devolver a los concentrados, ante las exigencias del concejal.

La Fiscalía pide para Téllez seis meses de cárcel e inhabilitación especial para función pública durante el tiempo de condena, por presunto delito de desobediencia grave: considera que, de forma coactiva y haciendo valer su cargo, exigió devolver los carteles y "de forma consciente y contumaz" cogió el material, desoyendo a agentes de la autoridad.

La fiscal le ha afeado que desautorizara a los agentes actuantes que eran en ese momento la autoridad y que se pusiera "por encima de toda jerarquía", resaltando textualmente que hay un plus de reproche, porque ejerce cargo público, así que su conducta presuntamente rozó la prevaricación.

Cita el caso de Esperanza Aguirre

La abogada defensora, Montserrat Salvador, ha pedido su absolución porque Téllez actuó considerando que su actuación era correcta y ajustada a derecho, ya que tenía en cuenta el recurso de la alcaldesa que consideraba que la Policía Local no podía actuar bajo órdenes de la Fiscalía.

Para rechazar el delito de desobediencia grave, la abogada ha recordado el caso de la exlíder del PP Esperanza Aguirre, que se marchó con su coche cuando iba a ser multada y fue absuelta de desobediencia por la vía penal.

Unos 50 concentrados

Una cincuentena de personas se han concentrado a las puertas de la Ciudad de la Justicia convocadas por la CUP para expresar su apoyo a Téllez con un cartel con el mensaje 'La libertad de expresión a juicio. José, nunca caminarás solo'.

Han acudido la exalcaldesa de Badalona Dolors Sabater; el vicepresidente de Òmnium, Marcel Mauri, y el teniente de alcalde de Barcelona Jaume Asens, entre otros. .

Mauri (Òmnium) ve el juicio a Téllez como una muestra de la "farsa del Estado"

El vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, ha sostenido que el juicio al concejal de Guanyem Badalona José Téllez "forma parte de la farsa del Estado español persiguiendo la disidencia política y las libertades fundamentales".

Lo ha dicho este viernes en declaraciones a los medios desde la Ciudad de la Justicia, después de acompañar a Téllez a declarar.

Mauri ha defendido que lo que hizo Téllez fue "preservar la libertad de expresión" y mediar para que los ciudadanos pudieran ejercer este derecho.

Asimismo, ha reivindicado que, igual que en el caso del 1-O, volverían a hacer lo mismo: "Lo hicimos, lo volveríamos a hacer y lo volveremos a hacer".

"En un Estado donde por poner carteles en la calle en los que pone democracia puedes acabar en el juzgado, quiere decir que alguna cosa funciona muy mal", y ha añadido que lo seguirán defendiendo donde haga falta.

Téllez ha llegado acompañado de Mauri, la exalcaldesa de Badalona Dolors Sabater, el concejal de Barcelona Jaume Asens y la exdiputada Mireia Boya, y los concentrados han gritado consignas como 'Ni un paso atrás', 'Libertad' y 'No estás solo'.

El concejal se ha dirigido a ellos agradeciéndoles su apoyo y ha asegurado que afronta el juicio "súper tranquilo" porque tiene la conciencia tranquila.

"No me juzgan a mí, juzgan a la libertad de expresión", ha destacado, y ha asegurado que no ha hecho nada mal.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.