La hija de diecisiete años de la mujer degollada este miércoles en Banyoles ha confesado la autoría del crimen durante la reconstrucción de los hechos llevada a cabo por la comitiva judicial tras la detención de la menor en Castell-Platja d'Aro, según fuentes de la investigación.

La presunta matricida ha admitido que mató a la víctima, de 53 años, con un cuchillo, aunque ha explicado que no recordaba las veces que la apuñaló, ya que el cadáver presentaba diversas heridas de arma blanca.

Respecto al móvil del crimen, la menor ha detallado que actuó así por problemas que tenía con su madre y ha recordado una discusión que habían mantenido recientemente.

La reconstrucción del asesinato se ha llevado a cabo en el domicilio familiar en el que convivía con la víctima y donde el hijo mayor halló el cuerpo en medio de un charco de sangre.

La joven se encontraba desaparecida hasta que los Mossos d'Esquadra la han detenido este jueves en una residencia que la familia tiene en la localidad de Castell-Platja d'Aro. 

Discusiones frecuentes

Otro hijo de la víctima encontró el cuerpo de su madre y llamó a Emergencias y en pocos minutos se presentaron en la casa sanitarios y Policía Local. Poco después llegaron los Mossos y se confirmó la muerte violenta de la víctima. En la habitación también localizaron un cuchillo.

Al conocer la existencia de ese otro domicilio familiar en Castell-Platja d'Aro, los Mossos d'Esquadra se desplazaron hasta allí, donde han encontrado a la joven.

Los vecinos del piso de Banyoles donde vivía la familia han informado a la policía de que, frecuentemente,  escuchaban discusiones en la vivienda, donde la víctima residía junto a su hija, y han asegurado que ayer por la mañana habían oído gritos.

Consulta aquí más noticias de Girona.