La sentencia, que impone a los acusados la mitad de las costas del procedimiento, determina además la inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de condena y estipula una multa de 8.000 euros a cada uno de ellos, con un mes de responsabilidad personal subsidiaria.

Asimismo, acuerda el decomiso de los efectos y el dinero intervenido, por un importe total de 303 euros, en el transcurso de la operación policial que ha llevado a su detención y ordena la destrucción de la droga, en casa de que ésta no se haya producido ya.

Los ahora condenados se dedicaban a la distribución de droga y, en concreto, a la venta al menudeo de cocaína que ocultaban en el falso techo de un bar de la capital burgalesa, en el que ambos trabajaban.

Los dos hombres vendías en pequeñas dosis la droga, fundamentalmente, en las inmediaciones del establecimiento de hostelería y sobre ellos se centro la labor de la Policía Nacional en el marco de un operativo especial de vigilancia desarrollado en 2017, tras recibirse una denuncia vecinal.

La Sección Primera de la Audiencia Provincial considera que "ambos actuaban de común acuerdo en cuanto a la venta de tales sustancias a terceros" y en ello justifican la condena por un delito contra la salud pública en la modalidad de tráfico de sustancias que causan grave daño a la salud.

Consulta aquí más noticias de Burgos.