Santiago Abascal
Santiago Abascal, en un acto de Vox. EFE

El partido de ultraderecha Vox ha hecho pública la lista de 18 propuestas que le ha presentado al PP "para iniciar las negociaciones encaminadas a lograr una investidura" en Andalucía. Entre otras medidas, pide la expulsión de 52.000 inmigrantes "ilegales", la derogación de las leyes de violencia machista y memoria histórica y cambiar el día de la Comunidad para que coincida con "la culminación de la Reconquista".

El documento comienza con la petición de dos declaraciones institucionales a realizar por parte de la presidencia de la Junta. En la primera, Vox quiere que la Administración se pronuncie "a favor de la apertura de un proceso nacional de devolución al Estado de las competencias de Educación, Sanidad, Justicia y Orden Público". Y también que formule una propuesta de reforma del estatuto de la región para suprimir del mismo "el término realidad nacional".

La Constitución española no prevé un mecanismo para devolver al Estado las competencias transferidas a las comunidades autónomas; asimismo, las comunidades no pueden hacerlo de forma unilateral. En todo caso, se reformaría el Estatuto regional correspondiente y tendría que hacerse vía Congreso de los Diputados, una reforma que requeriría la mayoría absoluta de la Cámara, ya que se trata de una ley orgánica.

En la segunda declaración, dice Vox, la Junta tendría que condenar el, según sus palabras, "discurso de odio y exclusión" que "algunos líderes políticos y medios" están realizando contra los votantes y representantes del partido. Hablan, en concreto, de "ataques, calumnias y amenazas". Tras estas dos peticiones, el formula otras 16 propuestas concretas y una declaración final, en la que afirma que no dará sus votos en el Parlamento para apoyar leyes "ideológicas".

Una de las propuestas más llamativas es la que tiene que ver con la inmigración "ilegal". Vox acusa a la Junta de "encubrirla" y de ocultar a la Policía información que permitiría la expulsión de 52.000 inmigrantes en situación irregular. La cifra proviene de un escrito del sindicato policial UFP, que aseguró el mes pasado que el Servicio Andaluz de Salud tiene "bajo llave" 52.000 "copias de los pasaportes de los extranjeros irregulares". Ha que recordar que la competencia exclusiva en materia de inmigración es del Estado.

Vox es partidario de suprimir las ayudas a este colectivo, evitar el "turismo sanitario" -otra denuncia del mismo sindicato policial- y de "ilegalizar" a las organizaciones que, a su juicio, favorecen la inmigración irregular. Otro sindicato policial, en este caso ASP, pidió el pasado junio que la actividad de las ONG que rescatan migrantes en el mar sea considerada una colaboración con las mafias y no un rescate humanitario.

Formación "moral", ideología de género, aborto

El documento pide también la derogación de las leyes andaluzas contra la violencia machista, no discriminación LGTBI, de Memoria Histórica y de igualdad de género. Las considera leyes "ideológicas".  Entre otras cosas, Vox dice que la primera "prejuzga el sexo del agresor", que "España no es un país homófobo" y que la igualdad de las mujeres está garantizada "desde hace décadas". Además, opina que la ley de Memoria ofrece "una versión sesgada de la historia".

En materia de Educación, Vox quiere que los padres puedan escoger para sus hijos una "formación moral de acuerdo a sus propias convicciones" y pide, en línea con los tradicionales pronunciamientos de la Iglesia y del PP de Pablo Casado que los centros no difundan "ninguna ideología que niegue hechos científicos indubitados, con especial atención a la biología", en referencia a lo que esta formación llama "ideología de género".

Defiende, además, la educación diferenciada por sexos y ampliar el concierto hasta el bachillerato. También propone un Plan Integral de Fomento de la Natalidad y "asegurarse de que ninguna" mujer con un embarazo no deseado "reciba coacciones o presiones de su entorno que la obliguen a abortar". Pide también medidas de conciliación y un plan de adopción.

Tradiciones, folclore, historia

Otra de las propuestas que más destaca es la de cambiar la fecha del día de Andalucía del 28 de febrero al 2 de enero, la Toma de Granada, "en conmemoración de la culminación de la Reconquista". Asimismo, Vox sugiere que la festividad del 12 de octubre se celebre con prioridad y que tradiciones como el flamenco o la Semana Santa, así como los toros y la caza estén protegidas por ley.

El partido de Santiago Abascal sostiene en el punto 9 del documento que los andaluces sufren "discriminación" en "otras regiones de España. Por eso, pide que "no se vean obligados a escolarizar a sus hijos en una lengua regional" y quiere que la Junta los asista cuando sean discriminados por "su origen y su lengua".

Vox pide también suprimir las subvenciones "a asociaciones islámicas", a las "asociaciones de feminismo supremacista" y a las "asociaciones y ONGs ideológicas"; y propone reducir en un 75% las que reciben partidos, sindicatos y patronales con vistas a su futura eliminación. Asimismo, quiere que se lleve a cabo una auditoria externa para "reclamar" todas aquellas subvenciones que no hayan tenido una utilidad pública y otra "de las cuentas de la Junta".

Medidas económicas y para la RTVA

En el terreno económico, Vox propone una bonificación al 99% del Impuesto de Sucesiones, como la que hay en la Comunidad de Madrid, y la reducción al 0% del Impuesto de Patrimonio, entre otras medidas. En cuanto al IRPF, quiere "simplificar los escalones", reducir los tipos del tramo autonómico y que el tipo máximo, sumado al tramo nacional, no supere el 45%.

Por último, en relación a la radiotelevisión pública, pretende eliminar tres de los cuatro canales de televisión, "garantizar su neutralidad política e ideológica" y reducir su coste en un 50%. Quiere suprimir, además, el Consejo Audiovisual de Andalucía.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.