La Policía Local de Murcia ha detenido este lunes a un hombre acusado de una agresión machista a su esposa, a quien los agentes encontraron encerrada en un armario en la despensa de la casa de la pareja. Según informó un portavoz policial, el hijo del matrimonio, de 6 años de edad, fue testigo del ataque.

El incidente tuvo lugar el lunes alrededor de las 16:30. Varios agentes de la Policía Local acudieron a un domicilio tras recibir numerosas llamadas de los vecinos alertando de una discusión fuerte.

A su llegada, el detenido, de 29 años y nacionalidad marroquí, reconoció ante los agentes la discusión, aunque les negó la entrada a la vivienda, razón por la que tuvo que ser esposado tras un forcejeo. Con todo, el arrestado mantenía que su mujer se había ido de casa, aunque una vecina aseguraba que permanecía dentro de la vivienda y que había escuchado una riña muy fuerte.

Fue el hijo del matrimonio el que explicó a los agentes que su padre había golpeado a su madre y que ésta se había desmayado, tras lo cual el hombre la despertó echándole agua por la cabeza. En el domicilio además se encontraba otra persona, a la que el matrimonio alquilaba una habitación y quien, si bien reconoció haber escuchado la discusión, no quiso aportar más detalles.

Finalmente, los agentes encontraron a la víctima, escondida y tapada con varias mantas en un armario con la puerta cerrada desde fuera, mostrando varias contusiones y enrojecimientos recientes. Supuestamente, fue el marido quien la encerró ahí para evitar que fuera descubierta por la Policía. La víctima ha recibido atención del equipo de protección y atención a la familia y se encuentra en buen estado.

La mujer declaró haberse infligido las heridas a sí misma y no quería denunciar al hombre. Sin embargo, debido tanto a la declaración del hijo de la pareja como de algunos vecinos, la Policía decidió detener al presunto agresor y trasladarlo a la Comisaría de Policía para la apertura de un proceso por violencia de género.