Juanma Moreno y Juan Marín
Juanma Moreno (PP) y Juan Marín (Cs). EFE

A falta de confirmar el acuerdo de investidura, el PP y Ciudadanos ya han empezado a repartirse las competencias en la nueva estructura que tendrá el Gobierno de la Junta de Andalucía. Según esta distribución, los populares se harían cargo de las carteras de Hacienda, Sanidad, Administraciones Públicas y Agricultura, además de la presidencia, en manos de Juanma Moreno. La vicepresidencia será para Juan Marín, de Ciudadanos, que también se quedará con lasconsejerías de Empleo, Economía, Educación, Igualdad y de Regeneración Democrática.

Fuentes conocedoras de la negociación entre el PP y Ciudadanos han confirmado a 20 Minutos el reparto de consejerías entre las dos formaciones, a pesar de que en el PP reina la cautela y fuentes de este partido aseguran que la "estructura de Gobierno" no se completará hasta que no se cierre un acuerdo de sobre la investidura de Moreno, algo que este partido espera que ocurra "a lo largo de esta semana". Si es así, la distribución del Gobierno "se abordará el fin de semana", indican en el PP.

Que el acuerdo entre el PP y Ciudadanos se materialice depende de que Vox también apoye la candidatura del candidato popular para ser investido presidente de la Junta. Los secretarios generales del PP y de Vox, Teodoro García Egea y Javier Ortega Smith, se reunirán este martes en Madrid para tratar de avanzar en un acuerdo.

La posición de Vox es clave para la investidura de Moreno y, por tanto, para que el reparto de carteras que ultiman PP y Ciudadanos sea una realidad. Si este jueves, en la ronda de contactos de la presidenta del Parlamento andaluz, Marta Bosquet, con los portavoces de los grupos, los de Santiago Abascal no le comunican su intención de apoyar la candidatura de Moreno, tal y como harán el PP y Ciudadanos, la socialista Susana Díaz podría  contar con más apoyos expresos y sería ella a quien Bosquet debería proponer como candidata a la investidura en una primera sesión que, como muy tarde, debe celebrarse el 16 de enero.

Reunión PP-Vox en Madrid

Para evitar esta situación, este martes se reunirán en Madrid los secretarios generales del PP y Vox. Los populares han tratado de restar importancia a lo que califican de mera "reunión de trabajo", pero es previsible que en ella se discuta de una de las líneas rojas de la formación de ultraderecha sobre la que el PP, pero sobre todo Ciudadanos, no admite discusión alguna, la modificación de ley contra la violencia de género.

A pesar de los datos oficiales que constatan que son las mujeres las que de manera aplastante mueren a manos de hombres que son o fueron sus parejas, Vox la considera una norma "de izquierdas" que quiebra la igualdad entre hombres y mujeres y pretende sustituirla por otra ley, sobre "violencia intrafamiliar", que retire la atención sobre las mujeres para repartirla por igual también entre hombres que son víctimas de la violencia de las mujeres, niños y personas mayores.

Ciudadanos ha dejado claro que no está dipuesto a modificar la ley de violencia de género, de la misma manera que "no moverá una coma" de su acuerdo con el PP para gobernar la Junta de Andalucía, según ha indicado este lunes su secretario general, José Manuel Villegas.

El partido de Albert Rivera insiste en que su acuerdo con el PP está "cerrado", como muestra el reparto de carteras que se ha conocido este lunes, y rechaza que Vox pueda modificarlo. Reitera además en que su pacto es exclusivamente con el PP y, aunque también llevaría a los suyos al gobierno de la Junta empezando por Marín que sería vicepresidente, se desentiende de cualquier pacto que los populares alcance con Vox para hacer posible la investidura de Moreno.

En este escenario, el PP se encuentran en medio de dos partidos, Ciudadanos y Vox, que amenanzan con no apoyar la investidura de su candidato por motivos que se contraponen. En los últimos días ha intenntado contemporizar con la formación de ultraderecha, concediendo que los hombres son penalizados por la ley de violencia de género, ofreciendo ayudas a los hombres que son víctimas o admitiendo que las leyes se pueden "mejorar", en relación a la ley de violencia de género, apuntando que sólo puede cambiarse en el Congreso, que es el que la aprobó, tal y como ha señalado este lunes García Egea.

No obstante, un día antes de su reunión con Ortega Smith, el número dos de Pablo Casado ha endurecido el tono hacia Vox al advertir de que si no apoya la investidura de Moreno estará permitiendo que Díaz siga siendo presidenta de la Junta. "Si los señores de Vox no apoyan a Juanma Moreno, ocurrirá que con Podemos y con el PSOE Susana Díaz pueda ser presidenta de la Junta", ha advertido García Egea.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.