El alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna anunció hoy la colocación de varias cámaras en la zona de San Francisco "para vigilar mejor la calle", una iniciativa que se suma a otras como una nueva comisaría o el aumento del número de agentes locales.  

Además, pidió una reforma del Reglamento de Armas en lo referido a las armas blancas, solicitud que el cabeza de lista al Congreso por Bizkaia, Josu Erkoreka, se comprometió a promover en la próxima legislatura porque, dijo, la actual normativa está "desajustada y anticuada".

Azkuna, que partició junto a Erkoreka en un acto electoral del PNV ante la sede de la Policía Muncipal en Bilbao, criticó que se ha interpelado en varias ocasiones al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, sobre la reforma del Reglamento de Armas, pero éste sólo ha respondido con "palabras" pero "ninguna reacción positiva".

El alcalde recordó que "la gente quiere seguridad" dado que "es evidente que en España, en el Estado, ha aumentado la delincuencia" aunque, "gracias a Dios, en Bilbao nos movemos en cifras razonables".

"Nadie quiere ir por la calle y que le roben la cartera, ni que le asalten en casa, ni que alguien le saque una navaja y, mucho menos, una pistola", remarcó, por lo que, añadió, la reforma del Reglamento de Armas permitirá "ordenanzas municipales mucho más actualizadas con la sociedad".

Bilbao, ciudad segura

También incidió en que la capital vizcaína es "una ciudad segura en comparación a las de su tamaño y a las de su categoría", ya que han disminuido los robos, los robos con violencia, aunque hayan aumentado las peleas, "pero eso tiene otra explicación en el alcohol y algunas drogas".