Metro de València
Viajeros acceden a un convoy en una estación del metro de València. 20MINUTOS.ES

Los usuarios del metro de València disponen desde este lunes 7 de enero de una mejor frecuencia de paso de los convoyes debido a la finalización del llamado "servicio intermedio", que aplica Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) durante las fiestas de Navidad, y en julio y agosto. Estos recortes, que reducen la oferta de trenes a la de un sábado, con una disminución aproximada del 20% respecto a un día laborable ordinario, se volverán a aplicar en 2019.

De este modo, los meses de julio y agosto y las vacaciones de Navidad (la última semana de diciembre y la primera de enero) volverán a estar marcados por la reducción del servicio de metro. Según consta en el calendario de circulaciones aprobado por la empresa pública para este año, los días de "servicio intermedio" serán 102, los mismos que en 2018. A estos hay que añadir los 63 domingos y festivos programados (donde la frecuencia de paso empeora aún más), de modo que serán 200 los días con circulaciones ordinarias de laborables, el 55% del total.

FGV ha acotado en los últimos años el "servicio intermedio", ya que llegó a aplicarlo también durante la última semana de junio y la primera de septiembre, alegando entonces que la demanda bajaba por ser periodo no lectivo en centros escolares y universidades. Las protestas de los usuarios por lo que veían como un recorte encubierto de las circulaciones en días laborables derivaron en la reducción del servicio intermedio a julio, agosto y Navidad desde 2015.

Además, en alguna ocasión también ha aprobado refuerzos en horas punta, principalmente por las mañanas en julio, durante la aplicación del servicio intermedio, para facilitar la llegada al trabajo.

En el caso de las líneas del tranvía, el "servicio intermedio" será más prolongado, al extenderse a la segunda quincena de junio y aplicarse también en Fallas y Semana Santa. En este caso, la incidencia de las vacaciones universitarias en la demanda de viajeros es más elevada, ya que el tranvía circula por los campus de Tarongers, Universitat Politècnica y Burjassot.

Según fuentes de FGV, la aplicación del servicio intermedio obedece a una caída en el número de viajeros que cifran en torno al 20% en julio y al 40% en agosto. Esta medida "ha permitido adecuar la oferta a la demanda actual de los clientes durante la época navideña, y alcanzar una mayor eficiencia, a través de la reorganización de horarios, con el ajuste de los servicios menos utilizados, y la consiguiente reducción de costes", apuntan.

La otra cara de la moneda son los refuerzos y las circulaciones especiales, como las de Fallas. El calendario de 2019 fija como servicio ordinario (de día laborable) el sábado 16 y el domingo 17 de marzo, por lo que durante ambas jornadas no aplicará los horarios de fin de semana. Otros servicios especiales se activan con motivos de partidos de fútbol del Valencia y del Levante, y por certámenes de Feria València. A finales de diciembre se puso en marcha el servicio nocturno (hasta las 2.30 horas de la madrugada) en fines de semana y vísperas de festivos.

Los vecinos exigen el fin de los recortes

La Federación de Asociaciones de Vecinos de València ha exigido el fin de los recortes en  Metrovalencia, "especialmente en el mes de julio", cuando muchas personas acuden todavía a sus puestos de trabajo. La coincidencia con la huelga esta Navidad ha supuesto "una merma importante en el servicio", aseguran.

Consulta aquí más noticias de Valencia.