Desaparición de Jamal Khasoggi
Activistas muestran retratos del periodista saudí Jamal Khasoggi, durante una manifestación organizada por la Asociación de Medios de Comunicación Turco-Árabes delante del consulado saudí en Estambul (Turquía). Tolga Bozoglu / EFE

Netflix retiró de su plataforma de televisión por internet para Arabia Saudí un capítulo de una serie en el que el comediante estadounidense Hasan Minhaj aludió al asesinato del periodista Jamal Khashoggi, confirmó este miércoles la compañía.

En un comunicado, la firma californiana explica que eliminaron el episodio de la serie Patriot Act tras haber recibido "una solicitud legal válida" y para "cumplir la ley local" saudí. Además, Netflix indicó que apoya "firmemente la libertad artística". La comedia analiza, según sus creadores, "noticias mundiales sobre política, cultura y otros temas a través de un prisma incisivo y sutil".

En el capítulo, estrenado a finales de diciembre por la plataforma de televisión por internet, Minhaj criticó el manejo que el Gobierno saudí dio a la información sobre lo sucedido a Khashoggi, asesinado en el interior del consulado del país árabe en Estambul en octubre pasado. El comediante también ironizó sobre la respuesta del Gobierno del presidente Donald Trump y de algunos congresistas estadounidenses sobre el caso.

Al dar cuenta de la decisión de Netflix, distintos medios explicaron que el Gobierno saudí se basó en una ley que prohíbe la "producción, preparación, transmisión o almacenamiento de material que afecte el orden público, los valores religiosos, la moral pública y la privacidad, a través de la red de información o las computadoras".

La muerte de Khashoggi, quien colaboraba como columnista con el diario The Washington Post y era muy crítico con el Gobierno de Riad, causó gran revuelo internacional y desató una crisis en Arabia Saudí que llevó al rey de ese país, Salman bin Abdelaziz, a anunciar a finales de diciembre una reestructuración de su gabinete y cambios de algunos altos cargos de seguridad.

El rey nombró el pasado 27 de diciembre como jefe de la diplomacia a Ibrahim Al Asaf, quien fue titular de Finanzas hasta 2016, en reemplazo de Adel al Yubeir, que a su vez pasó a ser ministro de Estado de Exteriores (viceministro), según informaron los medios estatales.

Al Yubeir, de 56 años y exembajador de Arabia Saudí en Washington, había sido el encargado desde 2015 de defender las políticas del reino, sobre todo su polémica intervención militar en la guerra del Yemen desde marzo de ese año. Su imagen se vio afectada por el caso Khashoggi, tras asegurar categóricamente que la Casa Real y el príncipe heredero Mohamed bin Salman no estaban involucrados en el asesinato del periodista disidente. Este miércoles, la organización Amnistía Internacional (AI) consideró que la decisión de Netflix es "una prueba más de la represión implacable de la libertad de expresión en el reino".