Arturo Pérez-Reverte
El escritor Arturo Pérez-Reverte. EUROPA PRESS

Voluntaria o involuntariamente, el escritor Arturo Pérez-Reverte es todo un clásico de las polémicas en la red social Twitter. La última la ha protagonizado este miércoles al publicar un tuit en el que, de forma irónica, se burlaba de las numerosas novelas ambientadas en campos de concentración nazis.

"Iba a escribir una novela sobre Auschwitz, pero ya no quedan personajes libres: La bibliotecaria de Auschwitz, La bailarina de Auschwitz, El tatuador de Auschwitz, El farmacéutico de Auschwitz, La enfermera de Auschwitz, El mago de Auschwitz, El violinista de Auschwitz...", ha escrito el popular autor español.

Y no ha sido el único mensaje que ha publicado en ese sentido porque ha continuado recordando obras ambientadas en otros campos de concentración de la época nazi.

"Así que me dije: voy a escribirla sobre Mauthausen, que estará menos transitado. Pero no. El fotógrafo de Mauthausen, El ángel de Mauthausen, El violinista de Mauthausen (anda, aquí también había violinista)...", ha sido su segundo mensaje.

Y este le ha seguido: "Seguro que con Treblinka no me pasa, concluí. Pero apenas le di un teclazo a Google, mi gozo en un pozo: El barbero de Treblinka, La viuda de Treblinka...".

Pérez-Reverte ha terminado la serie con un "rediós, qué difícil se está poniendo esto de la literatura".

La respuesta inesperada en español

Pero la sorpresa para el escritor ha llegado cuando la cuenta oficial del Museo Memorial del campo de concentración de Auschwitz, situado en Polonia, le ha contestado en español recriminándole que hiciera humor con ese tema:

"La historia de Auschwitz es la historia del sufrimiento de 1,3 millones de personas. Su tweet parece desencadenar comentarios que tristemente se están convirtiendo en una burla irrespetuosa a la memoria de esas personas", ha sido la réplica del community manager que gestiona la cuenta de Twitter del campo de concentración.

La respuesta no le ha sentado nada bien a Pérez-Reverte, que ha explicado así la intención de sus tuits: "Usted o ustedes necesitan más comprensión lectora, pues demuestran que recordar una causa noble no siempre corre parejo con la inteligencia. Mis tuits se burlan de lo mucho que, por modas literarias comerciales, se manosea un asunto que debería tratarse con más rigor y respeto".