En una comunicación firmada por el concejal de Fomento, Javier Pardo, el Ayuntamiento olívico ha trasladado a la entidad celeste, en respuesta a dos burofaxes enviados por el presidente del club, que la administración municipal "nunca dejó de supervisar" el mantenimiento de las gradas y cubiertas del estadio.

A ese respecto, el gobierno local incide en que "se vienen realizando históricamente estudios y análisis de las gradas del estadio por diferentes empresas", y todas ellas "concluyen que no existe agotamiento estructural en las gradas".

Además, según han confirmado fuentes municipales, el Ayuntamiento ha remitido al club el último informe técnico, que firma la empresa Capitel, al tiempo que han trasladado a la entidad celeste que se continuará con la obra de remodelación de Balaídos.

En el informe técnico, la empresa Capitel ha concluido que, tras inspeccionar las zonas de acceso público, no detecta síntomas o evidencias de agotamiento de la estructura que puedan "comprometer su uso".

No obstante, recomienda la realización de reparaciones en determinadas zonas (juntas de dilatación y zonas de oxidaciones puntuales), como continuación de las obras de mantenimiento y los arreglos que se han venido realizando con anterioridad.

El Ayuntamiento olívico ha respondido así a las reclamaciones del club de fútbol, cuyo presidente advirtió en un burofax hace unos días de que mantendría cerradas las gradas de Gol y Marcador para el partido del 7 de enero si no recibía antes una certificación sobre la seguridad de las instalaciones.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.