Así lo ha confirmado a Europa Press un portavoz de Nueva Aurora y ha adelantado la prensa provincial, que detalla que los hechos ocurrieron sobre las 13,30 horas del día 31 de diciembre, cuando, según testigos, el edil llegó a la residencia y la directora compartida de ambos centros, Mercedes Alcaide, le sugirió que no entrase, momento en el que Dalda supuestamente la empujó para pasar con la intención de sacar fotos del interior de las instalaciones.

Tras alertar de lo ocurrido a la Policía Local, se marchó antes de que los agentes llegaran, al tiempo que la directora fue trasladada al centro de salud, donde fue atendida de un ataque de ansiedad, antes de dirigirse a la Comisaría de Policía Nacional y presentar una denuncia.

Cabe señalar que dicho concejal denunció en su día la situación de la residencia Nueva Aurora, lo que motivó que la Junta de Andalucía ordenara realojar en otro sitio a los ancianos. Este martes, Vicente Dalda declaró que fue Mercedes Alcaide la que le empujó cuando se disponía a entrar a la residencia donde le iban a "informar sobre si ya se habían trasladado los residentes de Nueva Aurora".

Además, Dalda, quien aseguró que estuvo "viendo las instalaciones exteriores para comprobar el incumplimiento de la misma sobre el número de puertas de emergencia del centro", acudió voluntariamente en la tarde del lunes a declarar a las dependencias de la Policía Nacional y ha negado que profiriera agresión alguna.

Entretanto, la Asociación Nueva Aurora, titular de la residencia de ancianos homónima a la que la Secretaría General de Servicios Sociales de la Junta de Andalucía ha resuelto sancionar con 90.001 euros por la supuesta comisión de una infracción muy grave, por no contar con autorización administrativa de funcionamiento, está pendiente de la resolución del recurso presentado contra dicha sanción.

Desde Nueva Aurora se ha señalado recientemente que van a "agotar los recursos administrativos" para evitar la que consideran sería "una medida desproporcionada", a lo que se suma que aún esperan en la asociación que se resuelva el "recurso de reposición" que presentaron en el mes de julio ante el Ayuntamiento de Lucena, tras decretar éste el cese de actividad de la residencia y el realojo de los residentes, a raíz del mencionado informe elaborado por técnicos municipales, que, en opinión de Nueva Aurora, no son competentes para emitir, pues ello corresponde a la Junta.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.