Al mismo tiempo, incide en que está adoptando medidas para "solucionar" las incidencias que "desde hace tiempo" se están produciendo en el servicio ferroviario que presta en Extremadura.

Según explica en nota de prensa, la avería en cuestión se produjo en la misma estación de Mérida, donde "se sustituyó el tren por otro de reserva", lo que supuso un "retraso de 55 minutos" tras los que el tren "continuó su marcha hasta Navalmoral de La Mata".

En esta localidad cacereña se registró una "nueva avería", lo que hizo que Renfe decidiera enviar un "nuevo tren" desde Talavera de la Reina al tiempo que establecía un Plan alternativo de Transporte por carretera.

Una vez conseguidos los autobuses para el trasbordo, los viajeros que tenían como destino Madrid iniciaron de "inmediato" el viaje por carretera mientras que los que se dirigían a destinos intermedios esperaran al "tren de socorro" para continuar su viaje, añade.

En este sentido, Renfe explica que ha abierto una investigación para conocer las causas concretas de la avería y adoptar las medidas "necesarias para que no vuelva a producirse una situación como la sufrida" ayer por los viajeros del tren Badajoz-Madrid.

MEDIDAS

Al respecto, la compañía subraya que en los últimos seis meses ha puesto en marcha una serie de medidas encaminadas a "solventar las incidencias que se vienen produciendo en Extremadura", y entre las que cita la sustitución de los 11 trenes de la serie 598, antiguos, por otros "más modernos" de la serie 599. Así, hasta el momento se han sustituido cinco unidades y el resto está previsto que se renueve "entre febrero y mayo".

También destaca la creación de la figura de un coordinador de Renfe para Extremadura, en "contacto permanente" con el Ministerio de Fomento; así como la "sustitución de motores y activación de trenes de reserva" en Badajoz y en Mérida; el acompañamiento de mecánicos en los trenes "más sensibles"; y medidas de inversión "urgente" en infraestructuras que está acometiendo el Ministerio de Fomento.

Estas medidas, según incide Renfe, han permitido "reducir al mínimo" el número de incidencias registradas en Extremadura en los "últimos meses".

Además, Renfe explica que implementará dos nuevas medidas, en concreto que "todos los trenes entre Madrid y Extremadura, y no sólo los más sensibles, contarán con acompañamiento de un mecánico"; y que "se revisarán los protocolos de actuación en caso de incidencias para minimizar el impacto de las mismas en el confort de los viajeros".

Finalmente, la compañía reitera sus "disculpas" a los viajeros afectados y a los extremeños "en general", y destaca su "voluntad de mejorar el servicio y las prestaciones para evitar que este tipo de incidencias vuelva a ocurrir".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.