Imagen de archivo de un 'botellón'
Imagen de archivo de un 'botellón' HOSPITAL RUBER JUAN BRAVO - Archivo

Un joven de 33 años e identidad aún no facilitada falleció en la noche de ayer, día de Año nuevo, tras tomar una botella de ron y dos botes de bebida energética en su casa de Los Alcázares.

El suceso se produjo sobre 20.39 horas cuando los compañeros de piso del chico llamaron a Emergencias para avisar de lo ocurrido. El equipo médico se trasladó al lugar pero finalmente no pudieron hacer nada por salvarle la vida, según han informado fuentes cercanas al caso.

Los tres testigos declararon posteriormente que estaban tomando unas copas en el piso cuando el chico empezó a sentirse mal y salió al balcón "para tomar el aire". Allí cayó al suelo desmayado tras haber bebido una botella de ron y dos bebidas energéticas.

Los amigos alertaron primero a un vecino pero pronto comprobaron que el joven necesitaba atención médica. Una unidad médica de Emergencias (UME) se desplazó hasta la vivienda así como efectivos de Protección Civil, aunque los sanitarios solo pudieron certificar el óbito.

Asimismo, hasta la casa se trasladó una unidad de Policía Judicial junto con un forense de guardia del Instituto de Medicina Legal de la Región.

El cuerpo fue trasladado a dicho instituto para practicarle la autopsia que confirme la causa de la muerte.

Consulta aquí más noticias de Murcia.