Accidente de tren en Dinamarca
Vista del puente del Gran Belt en Nyborg (Dinamarca) tras registrarse el accidente ferroviario. EFE/ Tim K. Jensen

Al menos seis personas han muerto y 16 han resultado heridas en un accidente ferroviario sucedido en el puente del Gran Belt en Nyborg (Dinamarca), que une las islas de Zealand y Fyn, según el servicio ferroviario del país, DSB.

El fuerte viento en la zona habría provocado que parte del techo de un tren de mercancías saliera despedido, alcanzado un tren de pasajeros que circulaba por la vía contraria. A bordo del tren, que realizaba el trayecto entre Fyn -segunda isla- y Copenhague, en Zealand -primera isla del país-, iban 131 pasajeros y tres miembros de la tripulación.

"Aún no sabemos con exactitud cuál es la causa, pero podemos confirmar que cayeron mercancías del tren sobre la vía y que el otro tren pasó por encima de ellas y ha sufrido daños considerables por ese motivo", declaró el inspector jefe Lars Bræmhøj, de la policía de Fionia. La cervecera danesa Carlsberg confirmó que el tren de mercancías transportaba envases retornados a la planta que la empresa tiene en Fredericia (oeste del país).

Todos los heridos han sido trasladados al hospital de Odense (tercera ciudad del país), aunque la vida de ninguno de ellos se encuentra en peligro, explicó un portavoz policial en rueda de prensa. Los pasajeros que no han resultado heridos han sido trasladados a un centro deportivo, donde podrán recibir la atención de psicólogos.

El suceso ocurrió hacia las 7.30 hora local (la misma en España). Pasadas las 13 horas, el lugar del siniestro seguía acordonado. El tráfico ferroviario en el puente permanecerá paralizado hasta el jueves, aunque las autoridades han abierto el puente en los dos sentidos al tráfico por carretera a velocidad reducida.

Se trata del mayor accidente ferroviario en tres décadas en Dinamarca, desde que en 1988 ocho personas murieron y 72 resultaron heridas cuando un tren se salió de la vía en Sorø (este).

El temporal "Alfrida" ha provocado en las últimas horas alteraciones en el tráfico ferroviario por caída de árboles sobre las vías, así como un aumento del nivel del agua en varias partes del país, lo que ha llevado a las autoridades a emitir un aviso de alarma por tiempo "muy peligroso".

El puente del estrecho del Sund, que une Copenhague con Malmoe (Suecia), ha permanecido también cerrado al tráfico durante varias horas, mientras más de 100.000 hogares suecos carecían de luz como conecuencia del temporal.