Tres incidencias en un solo día y 162 pasajeros atrapados de madrugada y a oscuras en Navalmoral de la Mata (Cáceres). Así transcurrió el Año Nuevo en la línea ferroviaria que une Badajoz y Madrid, que una vez más y tras años de problemas se ha visto salpicada por la polémica por el mal estado de las infraestructuras.

La primera avería se produjo a la altura de Mérida en el tren Talgo que salió a las 08,45 horas del martes desde la capital pacense; la reparación de la locomotora supuso una demora de 40 minutos en el servicio. Como consecuencia, el tren llegó tarde a Madrid, lo que provocó que la vuelta programada para las 15.48 horas se retrasara también.

La segunda incidencia se registró por la tarde en el tren de Media Distancia entre Badajoz y Madrid. Según fuentes de Renfe, el tren presentó otra mecánica, también a su paso por Mérida. Dado que dicha avería no puso ser solucionada, los viajeros tuvieron que montarse en otro convoy, con una demora de viaje de una hora.

Este segundo tren de sustitución, a su vez, sufrió una avería en Navalmoral lo que significó que los pasajeros fueran transportados a Madrid en autobús con un retraso medio de unas dos horas; llegaron a la capital casi a las 4 de la madrugada.

Tras conocerse estas incidencias, la plataforma Milana Bonita felicitó con ironía en Twitter a los extremeños por el año nuevo. "Seguimos siendo los ninguneados de Hispania", ha escrito este colectivo. Por su parte la plataforma Extremadura enred denunció a través de las redes sociales que esto "es insostenible".

Desde el PP, el portavoz adjunto del Grupo Parlamentario, Luis Alfonso Hernández Carrón, denunció que las averías "continúan en el tren" extremeño. "Sin novedades en 2019", ha agregado en referencia a que las incidencias se mantienen en el tiempo.

Renfe abre una investigación

Renfe ha abierto una investigación para conocer las causas concretas de la avería y ha pedido disculpas a los viajeros afectados y a los extremeños en general. Asimismo, ha asegurado que está adoptando medidas para solucionar las incidencias que desde hace tiempo se están produciendo en el servicio que presta en Extremadura.

De hecho, ha anunciado que ampliará el acompañamiento de mecánicos a todos los trenes entre Madrid y Extremadura con el que contaban hasta ahora los más sensibles. Asimismo, se revisarán los protocolos de actuación en caso de incidencias para minimizar el impacto de las mismas en el confort de los viajeros

En los últimos seis meses, la compañía ha puesto en marcha otras medidas. Entre ellas destaca la sustitución de los 11 trenes de la serie 598, antiguos, por otros más modernos de la serie 599 -de los que, hasta el momento, se han sustituido 5 unidades y el resto está previsto que se renueve entre febrero y mayo-.

También ha creado la figura de un coordinador de Renfe para Extremadura, en contacto permanente con el Ministerio de Fomento.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.