Theresa May, después de la moción de confianza
Theresa May, después de la moción de confianza. EFE

El Reino Unido podrá iniciar un "nuevo capítulo" en 2019 si el Parlamento respalda el acuerdo del brexit al que ha llegado el Gobierno con Bruselas, esgrimió en su mensaje de fin de año la primera ministra británica, la conservadora Theresa May.

"En las próximas semanas, los diputados deben tomar una importante decisión. Si el Parlamento respalda el pacto, el Reino Unido podrá pasar página", dijo la primera ministra en un discurso televisado.

May decidió a principios de diciembre retrasar el voto sobre su pacto en la Cámara de los Comunes ante la falta de una mayoría suficiente para aprobarlo y espera lograr nuevas concesiones de Bruselas antes de presentarlo de nuevo ante los parlamentarios a partir del 9 de enero.

Una portavoz de Downing Street, despacho oficial de la jefa de Gobierno, aseguró que May ha mantenido contactos durante estas navidades con otros líderes europeos, si bien todavía queda "trabajo por hacer" para lograr las "garantías legales y políticas" adicionales que Londres demanda.

La primera ministra espera obtener clarificaciones de Bruselas sobre el mecanismo de salvaguarda diseñado para evitar una frontera en Irlanda del Norte tras el "brexit", una cláusula que los conservadores críticos con el acuerdo de May creen que puede mantener al Reino Unido dentro de las estructuras comunitarias durante años.

"El referéndum (sobre el 'brexit') de 2016 provocó división, pero todos queremos lo mejor para nuestro país, por lo que 2019 puede ser el año en el que apartemos nuestras diferencias y avancemos juntos hacia una nueva y sólida relación con nuestros vecinos europeos", sostuvo la mandataria conservadora en su mensaje de fin de año.

Superó una moción de confianza

May superó este mes una moción de confianza convocada por sus compañeros del Partido Conservador, si bien todavía puede enfrentarse a una moción de censura contra su Ejecutivo si el líder de la oposición, Jeremy Corbyn, decide dar ese paso.

Al mirar hacia el futuro, la primera ministra subrayó en su discurso que el país no debe olvidar que existen otros asuntos significativos que debe atender durante el próximo año más allá del brexit. Por ese motivo, insistió en que los diputados deben votar a favor de su acuerdo y permitir que el Gobierno dedique sus "energías" a otras cuestiones.

"Fortalecer nuestra economía y abrir nuevos mercados, a fin de crear puestos de trabajo y oportunidades en todo el Reino Unido, y construir las viviendas que nuestro país necesita, para que todos puedan tener una vivienda propia", son algunos de los objetivos que May se marca de cara al nuevo año.

Destacó asimismo que 2019 será el momento en el que el Reino Unido aprobará un nuevo sistema de inmigración que "reemplazará a la libertad de movimientos" promulgada hasta ahora por la Unión Europea para los ciudadanos comunitarios.

Un "mal acuerdo" en Bruselas

Al hacer balance del último año, además, la mandataria aseguró que su Gobierno "ha logrado mucho". "La tasa de empleo está en un máximo histórico, nuestra deuda esta comenzando a registrar su primera caída sostenida en una generación y el número de personas en la absoluta pobreza está en su nivel más bajo", argumentó.

El líder laborista acusó por su parte a la primera ministra de haber abocado al país a una crisis con su "desastrosa" gestión del brexit. Para Corbyn, May ha alcanzado un "mal acuerdo" con Bruselas y ha "defraudado a la gente de todo el país, tanto a los que votaron por abandonar la UE como a los que querían quedarse".

"No podemos seguir así. El Partido Laborista está preparado para poner en marcha una alternativa radical, reconstruir y transformar nuestro país", sostuvo el líder de la oposición. La ministra principal escocesa, la nacionalista Nicola Sturgeon, aseguró por su parte en su mensaje de fin de año que su Gobierno autónomo trabajará para "proteger el lugar de Escocia en el corazón de Europa".

"Sea cual sea el resultado del 'brexit', Escocia ofrecerá siempre una cálida bienvenida", dijo Sturgeon. "Quiero dejar eso especialmente claro a los cientos de miles de ciudadanos de otros países de la Unión Europea que nos han hecho el honor de elegir Escocia como su hogar", agregó la líder del Partido Nacionalista Esocés (SNP).