Coche de la Guardia Civil
Coche de la Guardia Civil. ARCHIVO

Sindicatos de la Guardia Civil consultados por 20minutos han negado que hubiera habido una agresión a un agente de la Guardia Civil de Almería en el bar Taberna Postigo por llevar un polo con la bandera de España. "Aquella primera noticia no tiene mucho de realidad, no sé en que se basaron" afirman fuentes de la Asociación Unificada de Guardias Civiles.

Este agente, cuenta que lo que conoce de este caso, según "los compañeros del Cuerpo Nacional de Policía, que fueron los que intervinieron" es que "fue una simple disputa, sin mayor transcendencia y que las agresiones fueron leves" afirma a este periódico. "Ni ha habido una brutal paliza, ni nada que se le parezca", asegura.

Preguntado porque significa agresiones leves, esta fuente afirma que los agentes que intervinieron "no observaron que tuviera relevancia penal" y que por eso no hubo detenciones. Este Guardia Civil explica que ha habido dos denuncias cruzadas, por parte del agente, y por "los camareros que también se sintieron agredidos". 

Los hechos, según cuenta el Ideal de Granada, citando la versión de los testigos de lo ocurrido, es que el propietario del bar echó a un hombre que intentó entrar en el interior de la barra en estado de embriaguez. Aquí comenzó una pelea que acabó con el dueño del bar herido en la cara, y el agente, en la pierna.


Una serie de vídeos publicados en redes sociales casan con esta versión. En esta red se muestra a un hombre, con dificultades para pronunciar, llama hijos de puta a las personas que estaban presentes y grita que le habían atacado "por llevar la bandera de España".

Según afirma ese medio el cliente expulsado permaneció "durante casi media hora" insultando al personal del establecimiento y asegurando que le habían echado por llevar la bandera de España. 

El Guardia Civil consultado por 2ominutos y testigos citados por ese periódico local afirman que la Policía Nacional fue avisada por los clientes del bar. "Se fue cuando llegaron los policías" narra una testigo sobre los hechos.


Un extrabajador de este bar niega a este medio que los trabajadores de ese bar sean intransigentes. "Soy abiertamente de derechas, por esa época llevaba mi pulserita con la bandera y nunca tuve problemas", asegura. Además, en la propia carta del bar tienen una bandera de España. 

Consulta aquí más noticias de Almería.