Tras haberlo perdido prácticamente de vista, ha habido un rebrote del sarampión en Europa y en todo el mundo. Este repunte, señalan los expertos, se viene produciendo desde hace más de 10 años.

Sin embargo, España sigue teniendo las tasas más bajas, ya que este año se han registrado solo 220 casos de esta enfermedad contagiosa. Estas cifras se deben a que nos vacunamos más que nuestros vecinos europeos teniendo así una de las tasas de vacunación más altas, con un 95% de los niños vacunados.

De hecho, todos los casos de sarampión que existen en España corresponden a personas que han traído el virus de otro país. Los niños son el colectivo más vulnerable y de ahí la importancia de su vacunación.

El sarampión es una enfermedad altamente contagiosa y por ello los expertos alertan sobre las falsas creencias sobre las vacunas que los grupos antivacunas siguen proclamando; una comunidad que representa el 5% de la población en España.