La Mareta, la casona donde Sánchez y su familia pasan las vacaciones... y que fue un regalo al Rey Juan Carlos

Vista vía satélite de la Residencia Real de La Mareta.
Vista vía satélite de la Residencia Real de La Mareta.
GOOGLE MAPS

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha desplazado este miércoles con su mujer, Begoña Gómez, y sus hijas, Carlota y Ainhoa, a Lanzarote, donde pasará unos días de vacaciones en la residencia oficial de La Mareta, según han informado fuentes oficiales. Ya se alojó aquí en la Navidad de 2018, y ha llegado a su lugar de descanso hacia las 13:00 hora insular.

La casona está situada en la costa turística del municipio de Teguise, que en 2015 se puso al servicio de los intereses turísticos de España por expreso deseo del rey Felipe VI. El objetivo era que la usaran mandatarios internacionales para que estas estancias sirvieran para promocionar la isla de Lanzarote y las Canarias en general.

Mandada construir por el rey Hussein de Jordania a finales de los años setenta, el monarca hachemita jamás se hospedó en La Mareta, a pesar de sus frecuentes estancias en Lanzarote, y fue uno de sus hijos el único miembro de la familia real jordana que utilizó la residencia para disfrutar de su luna de miel.

En 1989, el rey jordano cedió la residencia al rey Juan Carlos I y las instalaciones pasaron a formar parte entonces de Patrimonio Nacional.

El nombre de La Mareta se debe al agua que se recogía en el lugar donde se erigió la casona. Fue remodelada por el artista local César Manrique, siguendo las características propias de la arquitectura de la zona: poca altura, fachadas blancas, puertas y ventanas verdes y zonas ajardinadas. La mansión cuenta con zona para invitados, canchas deportivas, piscina, helipuerto y acceso directo al mar.

El primer mandatario que la usó fue el canciller alemán Helmut Kohl, que se alojó en ella durante una cumbre hispano-alemana celebrada en Lanzarote. Ese mismo año, el presidente de la URSS Mikhail Gorbachov y su esposa Raisa pasaron tres semanas allí.

En 1993, la familia real pasó una temporada en la casa tras la muerte de don Juan de Borbón y el 2 de enero de 2000 murió allí la madre del rey Juan Carlos, doña Mercedes, cuando la familia estaba alojada con motivo de la Nochevieja.

Otros inquilinos han sido el canciller Gerhard Schroeder, el presidente checo Vaclav Havel, el presidente kazajo Nursultan Nazarbayev y los presidentes del Gobierno José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento