Reunión
Imagen de una reunión de trabajo en una oficina. GTRES

Seguramente en tu puesto de trabajo haya compañeros como el que ha identificado un estudio llevado a cabo en Reino Unido por la escuela internacional de negocios Ashridge en 28 empresas británicas y recogida por la BBC: logra parecer ocupado siempre y goza de un halo de éxito, pero en realidad no hace nada útil.

Según los resultados del estudio, se trata de trabajadores que parecen estar "altamente comprometidos", pero en realidad, son proclives a la "autopromoción" y su falta de esfuerzo acaba afectando a la producción general.

El estudio identificó cinco grupos de trabajadores y uno de ellos es el de los empleados que parecían estar muy comprometidos, pero la producción era baja. Estos grupos están compuestos por personas que, según Ashridge, "se aprovechan del sistema" pero no sacan el trabajo adelante. Estas personas están constantemente en reuniones, sus correos electrónicos rebosan ego y se involucran en conversaciones en su propio beneficio, pero es difícil ver cuáles son sus logros.

Lo más grave es que según el estudio, es probable que estos perfiles obtengan además promociones y mejores salarios, pese a que sus esfuerzos se encaminan a su propia carrera más que la productividad colectiva, porque suelen esforzarse cuando hay directivos presentes.