Línea 10 de Metrovalencia
La plataforma reservada para la línea 10 de Metrovalencia a la altura de la futura parada de la Ciudad de las Artes y las Ciencias. 20MINUTOS

El año 2019 que acaba de comenzar será decisivo para la reactivación de la línea 10 de Metrovalencia, que unirá la céntrica calle Alicante con el barrio de Nazaret. Una vez redactado el proyecto conjunto y finalizado el plazo para la licitación de la primera obra, que consistirá en la construcción del tramo pendiente entre el túnel que conecta los trazados subterráneo y en superficie en la avenida Amado Granell (a la altura de la avenida de La Plata), las máquinas volverán a trabajar, casi ocho años después de que el anterior Consell paralizara las obras iniciadas en 2006 por la crisis de liquidez en que se vio inmerso.

Según han confirmado fuentes de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) a 20 minutos, cinco empresas han presentado ofertas para este primer contrato de ejecución, que tiene un presupuesto inicial de 4,8 millones de euros y que incluye la construcción de la parada en superficie de Hermanos Maristas, próxima a la Ciudad de la Justicia y al futuro pabellón Arena del Valencia Basket. Según anunció el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, en la Cadena Ser, ese contrato se adjudicará en febrero y a lo largo de este mes se presentará el proyecto completo de la línea.

De este modo, el calendario de actuaciones fija para el primer trimestre de este año la ejecución de esta obra, que será la primera que se acometerá para finalizar la línea. Una vez descartada la idea inicial de dividir en dos fases la puesta en marcha de la línea 10, la hoja de ruta prevé la finalización en su totalidad, es decir, hasta Nazaret, en 2021.

Las cuatro fases restantes de las cinco en las que se divide el proyecto de construcción se licitarán a lo largo de este año 2019. Se trata de arquitectura y equipamiento de paradas y estaciones, electrificación y subestaciones, señalización y comunicaciones y, finalmente, la construcción de los talleres provisionales, que se ubicarán entre el nuevo barrio de Moreras y Nazaret.

La inversión inicial prevista para la reactivación de las obras será de 50 millones de euros, de los que 30 serán aportados por la Generalitat y 20 procederán de la Unión Europea a través del Programa Operativo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) de la Comunitat Valenciana 2014-2020.

Cinco kilómetros de trazado subterráneo y en superficie

La futura línea 10 (antes conocida como T2) tiene una longitud total de 5,32 kilómetros desde la calle Alicante hasta el barrio de Nazaret y cuenta con ocho estaciones y paradas. El tramo subterráneo mide 2,05 kilómetros con tres estaciones (Alicante, Russafa y Amado Granell), mientras el trazado en superficie, de 2,97 kilómetros, cuenta con cinco paradas: Hermanos Maristas, Ciudad de las Artes y las Ciencias, Oceanogràfic, Moreras y Nazaret.

El proyecto inicial que pretendía acometer el anterior Consell pasaba por unir Nazaret con el Pont de Fusta a través del centro histórico. Por ello, se excavó y construyó una estación soterrada, la del Mercat, que no está conectada con los tramos actualmente construidos y que únicamente llegan hasta la calle Alicante, junto a la Estación del Norte. Se encuentra justo debajo del aparcamiento de la plaza Ciudad de Brujas (Centre Històric-Mercat Central), que abrió sus puertas el mes pasado tras años de parálisis en sus obras.

La redacción de proyectos contempla la construcción de un túnel peatonal para unir la estación de la línea 10 de la calle Alicante (inicio del recorrido) con la del metro de la calle Xàtiva (líneas 3, 5 y 9) con el objetivo de facilitar los transbordos de los usuarios y la conexión con el nuevo trazado.

Siguiente objetivo, el frente marítimo

Los planes del Consell pasan por extender la línea, una vez puesta en funcionamiento, en 2021, hacia el puerto de València mediante un ramal que la conectaría  al resto de las líneas del tranvía. Así lo anunció el presidente Puig en el último Debate de Política General de Les Corts, celebrado en septiembre. Este frente marítimo, que discurriría por el norte de Nazaret y sortearía con un paso elevado el tramo final del antiguo cauce del Turia, favorecerá la realización de transbordos y la movilidad en general.

Consulta aquí más noticias de Valencia.