Mando a distancia de un televisor
Una persona cambia canales de la televisión con el mando a distancia. GTRES

El consumo televisivo ha descendido en 2018 ya que se ha situado en 234 minutos por persona y día, seis minutos menos que en 2017, mientras que el tiempo que cada español dedica a internet se ha incrementado en más de media hora hasta alcanzar las tres horas de promedio por jornada.

El consumo promedio diario de televisión es de 234 minutos por persona y día para el conjunto del año 2018 sobre un "universo de consumo" de 44,6 millones de ciudadanos en España (sólo se considera como espectador a partir de 4 años de edad), que significa un descenso de seis minutos en relación con el registro del ejercicio precedente en 2017, cuando se alcanzaron 240 minutos por persona y día, siempre teniendo en cuenta el consumo "en diferido" (contenidos televisivos vistos durante los 7 días siguientes de la emisión original) e "invitados".

Estas son algunas de las conclusiones que Barlovento Comunicación hace en el avance de su Análisis televisivo 2018 (el definitivo se conocerá en enero), a partir de los datos de Kantar Media, que sitúan de nuevo a Telecinco como líder de audiencia por séptimo año consecutivo.

Respecto a Internet, Barlovento apunta a que en noviembre 2018, el número total de visitantes fue de 32.121.000 personas, cuando en noviembre 2017 se registraba un total de 31.886.000 personas (datos de Comscore). Sumado a ese dato se revela cuánto tiempo
de navegación dedica cada una de las personas que conecta con Internet, pues es "un dato muy revelador y esencial para analizar dicha actividad". Y en el mes de noviembre 2018 el tiempo promedio de navegación en internet se eleva a 180 minutos, tres horas como ponderación del consumo promedio.

Si se comparan estas cifras de noviembre 2018 con el mismo mes del año anterior, cuando se registraban 144 minutos de ponderación de consumo promedio, representa un importante incremento de dedicación a Internet con 36 minutos más (cifras en redondeo).

Pero la consultora advierte no caer en el error de pensar que ese posible trasvase se produce entre los jóvenes de forma mayoritaria. "Los hechos son muy inequívocos. Es muy común que se verbalice y parezca una verdad absoluta el dicho que "niños", "jóvenes" o "millenials" ya no ven la televisión tradicional, que sólo consumen en los nuevos dispositivos, no en el televisor tradicional y si en otras opciones consecuencia de la era digital".

"Pero no es cierto", afirman desde Barlovento, "sino más bien al contrario, todo ello compatible con las nuevas formas de visionado en diferentes dispositivos: los niños dedican más de dos horas a la televisión tradicional; los jóvenes cerca de dos horas; y los adultos jóvenes rozan las tres horas diarias. Y, por supuesto, los maduros cerca de cinco horas diarias y los mayores más de seis horas cada jornada".

Si tenemos en cuenta el sexo, las mujeres dedican 178 minutos frente a 181 los hombre, y si nos fijamos en la edad, los niños de 4 a 14 años navegan algo más de un cuarto de hora diario; de 15 a 24 años navegan un promedio de casi tres horas; de 25 a 34 años tres horas y treinta y un minutos; de 35 a 44 años tres horas y veinte minutos, y de 45 a 54 años, tres horas y veintidós minutos, con lo que es el tramo de edad que dedica más tiempo a navegar.

Pero los mayores de 55 años dedican también dos horas y treinta y ocho minutos a la red, lo que la era digital alcanza ya a todos los segmentos de edad.