La vistilla en Pamplona para decidir sobre el posible ingreso en prisión de los cinco miembros de La Manada ha concluido pasadas las 10,50 horas. Los condenados han seguido la sesión por videoconferencia desde la Audiencia de Sevilla y la vista, que ha dado comienzo a las 10,10 horas, se ha prolongado durante 40 minutos.

La Sección Segunda de la Audiencia de Navarra debe decidir si José Ángel Prenda, Jesús Cabezuelo, Antonio Manuel Guerrero, Jesús Escudero y Ángel Boza, regresan a prisión o siguen en libertad provisional. La decisión podría conocerse a partir de este jueves, aunque no hay prevista una fecha concreta.

Los cinco miembros de La Manada han sido condenados a nueve años por abuso sexual con prevalimiento de una joven en los San Fermines de 2016 por la Audiencia de Navarra. Una condena que fue ratificada por el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) el pasado 5 de diciembre.

Los condenados han acudido a la Audiencia de Sevilla para seguir por videoconferencia la vista, una cita que estaba prevista para el pasado día 12 de diciembre pero que se retrasó hasta este miércoles a petición de la acusación popular

La Fiscalía ha pedido su ingreso en prisión, una vez que el TSJN había confirmado, por "la no modificación de los llamados hechos probados por el TSJN al resolver el recurso de apelación y las especiales características del recurso de casación, hacen necesario asegurar el cumplimiento de la condena" y evitar la "posibilidad de que los penados se sustraigan a la acción de la justicia".

Por su parte, Miguel Ángel Morán, abogado de la víctima, en declaraciones a los periodistas antes del inicio de la vistilla ha confiado en "el cambio de criterio de uno de los magistrados" de la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra y que los cinco acusados vuelvan a la cárcel. También ha asegurado que su defendida está "tranquila".

Por contra, la defensa de los cinco miembros de La Manada entiende que, dado que el fallo del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) aún no es firme ya que las partes han recurrido al Supremo, los condenados debían seguir en libertad provisional mientras el Supremo resuelva.

El abogado de los miembros de La Manada, a su salida de la vista, ha calificado de "peregrinos" y "ridículos" los argumentos expuestos por las acusaciones, que han confiado en el ingreso en prisión de los condenados a nueve años de cárcel. "Hay poco que decir, teniendo en consideración que no hay ningún argumento aportado tanto por el fiscal como por las acusaciones particulares que pueda acreditar que haya que modificar ese auto" que les puso en libertad provisional, ha asegurado.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.