Avión de LEVEL en Barcelona-El Prat.
Avión de LEVEL en Barcelona-El Prat. LEVEL

Con la reciente incorporación de cinco vuelos directos a la semana desde Barcelona a Abu Dhabi (Emiratos Árabes), operados por la compañía Ethiad Airways, el aeropuerto de Barcelona-El Prat pasa a ofrecer hasta 45 destinos intercontinentales que podrán superarse en 2019 con la llegada de la ruta a Santiago de Chile con la low cost Level (con dos vuelos semanales a partir del próximo 31 de marzo) y de un vuelo directo entre Hanoi y la capital catalana a cargo de Vietnam Airlines (este último, aún en estudio por parte de la aerolínea).

El aumento de estas rutas es exponencial: de 176% en 13 años (en 2005 había solo 17).

Level también pondrá en marcha el 27 de julio tres vuelos por semana al aeropuerto JFK de Nueva York. Igualmente, en temporada alta, la aerolínea canadiense West Jet comenzará a conectar Barcelona con Canadá con tres vuelos semanales (del 24 de mayo al 21 de octubre) a Toronto, capital de Ontario.

Otra de las rutas inéditas que se añadió a la lista este año fue la que cubrió el trayecto entre Barcelona y Addis Abeba (Etiopía) aunque el pasado mes de agosto se anuló debido a "dificultades operativas", según argumentó Ethiopian Airlines.

Por contra, los vuelos con Level con Boston (Estados Unidos) con dos frecuencias semanales, ampliadas a tres desde el pasado mes de agosto, ha resultado un éxito. En cambio, esta misma ruta cubierta por Azores Airlines abandonó El Prat en 2017. Dichas retiradas suelen responder a la falta de demanda de la ruta o a no llegar a cubrir los objetivos marcados por la aerolínea.

Por estos motivos dejaron Barcelona este año que finaliza los viajes con La Habana (Cuba) operados por Plus Ultra y con Punta Cana (República Dominicana) a cargo de Level.

No obstante, el tráfico intercontinental directo e indirecto de El Prat alcanzó en 2017 los 7,1 millones de pasajeros, prácticamente el 15,11% de los 47 millones de viajeros que pasaron por la terminal catalana, en datos del Comité de Rutas Aéreas de Barcelona (este tipo de tráfico ha crecido desde 2005 a un ritmo anual del 13,8%).

En gran medida, estos buenos datos lo propicia la apuesta de las low cost Level y Norwegian por Barcelona.

El Comité de Rutas Aéreas (CDRA) ambiciona sumar a la cartera barcelonesa las ciudades de Tokio, Nueva Delhi (India), Bangkok (Tailandia) y México. Este último país podría recuperar la ruta que Aeroméxico interrumpió en 2012 por falta de rendimiento económico.

Así pues, Barcelona es la principal puerta de entrada o de salida de pasajeros a la península procedentes de Asia, África y Oriente Medio mientras que el aeropuerto de Madrid- Barajas se mantiene como el principal receptor y emisor de tráfico aéreo con el continente americano.

Despegue en cifra de viajeros intercontinentales

El año 2017 fue el de despegue de pasajeros intercontinentales en Barcelona debido a la apertura de hasta 16 nuevas rutas directas a 14 destinos: Shangai, Chicago, Hong Kong, Buenos Aires, Los Ángeles, Punta Cana, San Francisco, Seúl, Teherán, Fez, Fort Lauderdale (Florida), Nueva York, La Habana y Boston (Estados Unidos) en cifras del Observatorio del Tráfico Aéreo.

Según el CDRA existe a día de hoy una demanda insatisfecha de 4,5 millones de viajeros internacionales con origen o destino a Barcelona que sí que volarían a la capital catalana de forma directa pero que no encuentran esta oferta desde sus respectivas ciudades.

Frecuencias todo el año

Generalitat, Cambra de Comerç de Barcelona, Ajuntament y Aena renovaron hace dos semanas su convenio de colaboración (CDRA) con el objetivo de "fidelizar" los vuelos y las compañías intercontinentales que trabajan en El Prat para "añadir frecuencias" y conseguir servicios "todo el año y no solo de forma estacional".

Asiana estrena sede en Barcelona

La aerolínea Asiana Airlines, que vuela de forma regular entre Seúl y Barcelona desde el pasado 30 de agosto, estrena este jueves sede en Barcelona. No es la primera ruta directa entre el aeropuerto de El Prat y la capital de Corea del Sur.

Además, según ha informado el CDRA en un comunicado este jueves, con los cuatro vuelos semanales de Asiana, Seúl se convierte en la ciudad asiática mejor conectada de forma directa con el aeropuerto de El Prat.

Asiana usa un avión B777-200 con 300 asientos. En 2017 volaron entre Barcelona y Seúl de forma indirecta, haciendo escala, casi 200.000 pasajeros.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.