Carla García
La niña de San Ildefonso Carla García Villnueva sostiene emocionada la bola del número 03.347 que ha sido agraciado con el primer premio. EFE

Carla García, la niña de 11 años que ha cantado El Gordo del Sorteo Extraordinario de Lotería de Navidad junto a Aya Ben Hamdouch, ha deseado que el premio "le haya tocado a las personas que le van a embargar la casa para que tengan dinero para pagarlo".

Carla, procedente del humilde barrio madrileño de San Cristóbal de los Ángeles, situado al sur de la capital, ha atendido a los medios junto a sus compañeros del colegio de San Ildefonso tras cantar, a las 12.35 horas de este sábado y con dificultad por la emoción, que el número 3.347 había sido agraciado con 400.000 euros al décimo.

Según ha confesado su madre Noemí García, emocionadísima en el patio de butacas del Teatro Real tras el millonario anuncio de su hija, Carla "hoy no se quería levantar de la cama". Junto a Carla y Aya, los niños Santo Daniel de León y Yenifer Beltre han extraído las bolas del mayor premio de la Lotería en España.

Aya también es solidaria

Por su parte, Aya Ben Hamdouch, ha deseado que el dinero "vaya a las familias necesitadas" y espera celebrar "yendo al Burger King" la suerte que ha repartido este sábado. Porque en su casa no se juega, ha confesado. "A mi madre no le va mucho", ha dicho la niña de 10 años, bautizada como "la niña de los 1.000 euros" por su particular forma y entusiasmo al cantar la pedrea en el sorteo del año pasado.

"Eso la hizo 'trending topic", ha dicho divertida su madre, Chorok, desvelando el motivo por el que su hija ha sido más comedida en esta ocasión a la hora de cantar. "Ha tenido anginas", ha señalado, apuntando que la niña quiere ser cantante.

"Le gusta Maluma y Pablo Alborán, y le gusta ayudar a los demás, a los necesitados", asegura esta mujer marroquí, residente en el madrileño barrio de Barajas, que el año pasado se perdió el sorteo por encontrarse de parto de la hermana pequeña de Aya.