Todos la esperaban. El pasado año, Aya Ben Hamdouch hizo las delicias del público con su peculiar manera de cantar los premios alargando los "mil euros". Este año fue en la octava tabla y nada más arrancar la misma, cuando cantó junto a Carla García el premio Gordo de la Lotería de Navidad que ha caído en el 03347. El segundo más tardío de la historia. Y lo hizo con una cara de absoluta felicidad. Su hermana, Malika Ben Hamdouch, también ha participado en este sorteo, en la novena tabla.

Tras terminar el sorteo, Aya, de 10 años y de origen marroquí, confesó sentirse muy feliz y alegre por haber dado el premio. "Lo vamos a celebrar en el Burger King', dijo. Como anécdota ha contado que su madre no juega a la lotería; "no le va mucho", ha reconocido.

Protagonizó un 'Tú sí que vales'

En 2017,  Aya sorprendió por su rapidez a la hora de introducir las bolas en el alambre provocó que le llamaran la atención al ir un poco descoordinada con su compañera, Nerea Pareja Martínez, quien también ha repetido este año y ha protagonizado un momento tierno en la primera tabla tras no poder aguantarse las lágrimas.

En 2017 cantó el sexto de los quintos premios, el 00580 y todo el Teatro Real se levantó a aplaudir a las dos niñas, pero especialmente a la pequeña Aya, cuyo nombre figuró mal en un primer momento debido a un error de Loterías a la hora de asignar el orden de intervención en las tablas.

Cuando terminó de cantar los premios, todo el público presente en el Teatro Real se levantó para gritarle, entre aplausos, "Tú sí que vales". Era la primera vez que Aya participaba cantando en el sorteo, y ya en los ensayos había provocado la risa de muchos por su particular forma de cantar.

Por su parte, Carla García, la otra niña que ha cantado el Gordo de Navidad, no quería levantarse de la cama esta mañana para ir al sorteo. Así lo ha contado su madre a los medios que han cubierto el evento en el Teatro Real.

El Gordo de 2018

El número ha estado muy repartido por todo el país, pero la mayoría de los décimos han sido vendidos en Cuenca, Bilbao, Gernika (Vizcaya) y Huesca.

También ha caído en Santa Cruz de Tenerife, Torrejón de Ardoz (Madrid), Zamora, A Coruña, Zaragoza, Cáceres, Cádiz, Cantabria, Ciudad Real, Córdoba, Lugo, Málaga, Murcia, Navarra, Salamanca, Segovia, Pontevedra, Madrid, Valladolid y Granadilla, en Tenerife, en la gasolinera que además ha vendido un cuarto y varios quintos.