Los hechos ocurrieron tras comprobar, durante la revisión de celdas tras la bajada de la población reclusa a la sala común, que había una celda en mal estado, por lo que se procede por el funcionario a solicitarle al interno que habita la misma que proceda a cumplir con sus obligaciones de mantenimiento de la celda.

En ese momento, el interno reacciona violentamente abalanzándose contra el funcionario, tratando de agredirle con patadas y puñetazos.

"Gracias a la profesionalidad y la pronta intervención de los funcionarios allí destinados, se consigue reducir al interno que es trasladado al departamento de Aislamiento", afirman fuentes del sindicato.

Durante el traslado, el interno trata de agredir a los compañeros todo el tiempo. Al llegar al Departamento de Aislamiento, el interno se abalanza sorpresivamente contra otro compañero al que impacta violentamente en el rostro con un puñetazo, aunque finalmente se consigue reducir al interno, que se encontraba durante todo el tiempo profiriendo amenazas e insultos a los funcionarios, así como en un elevado estado de agresividad y alteración.

Desde la Coordinación Autonómica de Acaip en Murcia, ponen de manifiesto su situación de malestar con la Dirección del centro penitenciario Murcia 2, "pues a pesar de que se viene reiterando nuestra demanda de falta de personal que haga que se trabaje con unas condiciones dignas, esta Dirección parece que solo le preocupa estar agradando a la SGIP, y no tienen en cuenta que la Prisión se abrió para un 60% de su capacidad con personal penitenciario para ello, aunque el número de internos está por encima del 100% del que se debería tener".

"No es menos importante tener en cuenta que lo establecido es que solo haya un interno por celda y excepcionalmente dos, a pesar de que la tónica general conlleva a que se haga justo al revés, permitiendo así que exista el hacinamiento actual en las prisiones españolas", añaden.

Consulta aquí más noticias de Murcia.