El PNV volvería a ganar las elecciones autonómicas vascas si se celebraran ahora y obtendría 31 escaños, tres más que los que tiene en la actualidad, lo que le permitiría formar Gobierno mayoritario con cualquiera del resto de formaciones, excepto con Ciudadanos, si, como parece, logra entrar en el Parlamento vasco con un representante, según datos de estimación electoral del Euskobarómetro.

Por su parte, EH Bildu repetiría sus 18 parlamentarios, lo que le mantiene en segunda posición, el PSE-EE aumentaría en dos -logrando 11-, con lo que se colocaría en tercer puesto, en detrimento de Elkarrekin Podemos, que pasaría a ser cuarta fuerza política, al perder cuatro asientos y quedarse con siete. El PP lograría otros siete -perdiendo dos-, y Ciudadanos irrumpiría en el Parlamento Vasco con un representante (por Álava).

De esta forma, el PNV podría formar Gobierno mayoritario con cualquiera del resto de grupos que ahora tienen representación parlamentaria: EH Bildu, PSE-EE, Elkarrekin Podemos y PP. En todo caso, la actual fórmula de Ejecutivo, que suman jeltzales y socialistas, saldría reforzada en unos hipotéticos comicios, ya que ahora le falta un escaño para sumar mayoría absoluta, situación que superarían, al lograr entre los dos partidos 42 escaños.

El estudio, que elabora el equipo del Departamento de Ciencia Política de la UPV/EHU que dirige Francisco José Llera, ha sido realizado en función de los resultados de 1.200 entrevistas realizadas en domicilios vascos entre los pasados días 15 de octubre y 9 de noviembre.

El Euskobarómetro apunta que el PNV lograría, en unas hipotéticas elecciones al Parlamento Vasco, 380.000 votos, lo que supone un 38,3%, y podría obtener 31 escaños, revalidando y reforzando con tres nuevos escaños la primera posición en los tres territorios de la Comunidad Autónoma Vasca.

Por su parte, EH Bildu, con algo más de 230.000 sufragios (23,1%), conservaría la segunda posición y repetiría sus actuales 18 escaños. De esta forma, se mantendría como segunda fuerza en Bizkaia y Gipuzkoa, y en Álava se la disputaría al PP.

El PSE-EE podría recuperar la tercera posición, con una cifra superior a 130.000 apoyos (un 13,5%) y unos 11 escaños, con lo que reforzaría su posición para revalidar la actual mayoría de Gobierno, tras recuperar dos escaños. De esta forma, aseguraría la tercera posición en Bizkaia y podría aspirar a ella en Gipuzkoa, pero se quedaría el cuarto en Álava.

Mientras, Elkarrekin Podemos empeoraría sus expectativas electorales, al conseguir un 10,3% de los votos (lograría algo más de 100.000) y siete escaños, de forma que cedería la tercera posición al PSE-EE, retrocediendo en todos los territorios tras perder cuatro escaños.

El sondeo destaca que el PP seguiría con su desgaste y retrocedería en toda Euskadi, manteniendo la quinta posición con unos siete escaños y alrededor de un 8,2% de los votos (alrededor de 80.000 sufragios). En Álava podría disputarle la segunda posición a EH Bildu, aunque en Bizkaia y Gipuzkoa se quedaría en último lugar tras perder dos escaños. Por último, Ciudadanos, con un 3% de los sufragios (30.000) lograría entrar en el Parlamento Vasco, gracias a un escaño que obtendría por Álava.

PARLAMENTO A SEIS

De esta forma, habría un Parlamento Vasco con seis partidos, con "una sólida mayoría nacionalista y más improbable la de izquierda", mientras que las fuerzas autonomistas iniciarían una ligera recuperación, según los autores del Euskobarómentro.

La participación media estimada se situaría ligeramente por debajo del 60%, con pequeñas diferencias territoriales en torno a ese porcentaje, aunque se apunta a una cierta desmovilización, sobre todo, del electorado autonomista.

Algo más del 75% de los entrevistados dicen tener definidas ya sus preferencias y ronda el 19% la proporción de los que no expresan una intención clara, sea de votar o abstenerse o por cualquiera de las opciones electorales.

FÓRMULAS DE GOBIERNO

Con los datos del estudio, el PNV podría formar gobierno mayoritario con cualquiera del resto de formaciones, EH Bildu, PSE-EE, Elkarrekin Podemos y PP. El actual Ejecutivo de coalición (PNV-PSE) sale reforzado hasta superar la mayoría absoluta. De hecho, son los únicos que incrementarían su representación y sus apoyos.

El Eukobarómetro destaca que existe un panorama electoral moderadamente volátil, caracterizado por una baja movilización, una elevada fragmentación, una erosión significativa de la fidelidad de casi todos los electorados y un nivel de indecisión en torno al 19%. De esta forma se consolidaría un Parlamento fragmentado y plural, sobre todo, en la izquierda.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.