Esta noche hemos asistido a un gran espectáculo astronómico. El eclipse total de Luna empezó sobre las 2.40 horas. El evento estelar ha terminado cerca de las 06.00, después de que millones de personas hayan podido observar, a simple vista, al satélite natural de la Tierra en distintas tonalidades de rojo.

La noche en Madrid empezó bastante clara y se podía ver a simple vista desde cualquier parte. Sobre las 3.30 horas empezó a nublarse y la visibilidad del eclipse empeoró hasta llegar a ser casi nula.

El Planetario de Madrid organizó una proyección del eclipse. El evento consistió en la proyección de la imagen de la Luna, tomada en directo con una videocámara acoplada al telescopio instalado en la torre de observación del Planetario, sobre la cúpula de la sala de proyección. El aforo se limitó a 250 plazas y la entrada fue gratuita.

Durante la noche los habitantes de numerosos países de América, África y Europa disfrutaron de un eclipse total de Luna, uno de los mayores espectáculos astronómicos del año 2008 y que es el último de la década, según los expertos.

El último de la década

El eclipse lunar se ha visto en el norte y oeste de Europa, el oeste de África, el este de América del Norte y Central y en toda América del Sur.

El eclipse se pudo ver desde gran parte de la Tierra
Durante el eclipse, a la derecha de la Luna estaba el planeta Saturno y a la izquierda se encontraba la estrella Regulus , mayor de la constelación Alfa Leo.

Los eclipses lunares ocurren sólo cuando el Sol, la Tierra y la Luna se alinean, lo que sucede exclusivamente durante las fases de Luna llena, que es este caso, o Luna nueva. A diferencia de los eclipses solares, el espectáculo que tiene a la Luna como protagonista puede ser observado a ojo desnudo sin ningún riesgo.