Luis Berruete, CEO de Creas Impacto
Luis Berruete, CEO de Creas Impacto 20MINUTOS.ES

El Fondo Europeo de Inversiones ha invertido por primera vez en España, 10 millones de euros, en Creas Impacto, un fondo de impacto social. ¿Por qué cree que lo han logrado y por qué es relevante este hecho novedoso?

Ante todo porque tenemos un conocimiento y sensibilidad profundos de un sector relativamente nuevo, ya que llevamos 10 años en él. En cierto modo, Creas reúne en este ámbito del impacto las tres T que buscan los inversores: Team (equipo), con una larga trayectoria trabajando juntos; Track record, con tres salidas exitosas, y una solida Tesis de inversión y conocimiento del mercado.

Creemos que es tremendamente relevante que tanto el FEI como la Comisión Europea apuesten por el sector en España invirtiendo 10 millones en Creas Impacto y 3 en Ship2b porque genera confianza a otros inversores que no tienen tanto conocimiento del sector y les permite apalancarse en el inversor de impacto de referencia en Europa. Todo ello, sin duda, hará que el ecosistema se desarrolle y se incrementen las inversiones.

¿Qué es exactamente un fondo de impacto social?

Un fondo de impacto social invierte en empresas cuya intención es aportar una solución a un problema social o medio ambiental, y además tiene la necesidad y capacidad para medir el impacto que genera. Esos dos elementos, intención y medición del impacto, son los que definen este tipo de inversión. El hecho de que sea a través de un fondo le otorga además carácter institucional, en el sentido de que está autorizado y regulado por la CNMV con todo lo que ello conlleva de responsabilidad y control.

¿Es un modelo de negocio que está creciendo en España?

En nuestro país hay diversas organizaciones que están impulsando el sector en estadios tempranos del emprendimiento, con iniciativas de aceleración, incubación crowd-equity…, y han surgido varios vehículos de inversión. Este vehículo de Creas Impacto que ahora lanzamos es el primer fondo de impacto autorizado por la CNMV y como hemos dicho, invertido por el FEI en España, pero estamos seguro que surgirán muchos mas porque el mercado esta muy dinámico y hay sitio para mas actores como ocurre en otros países donde este tipo de inversiones están mas desarrolladas.

¿España está cuidando y apoyando a sus emprendedores?

El ecosistema de emprendimiento de impacto social en España es todavía muy joven y falta mucho por hacer, pero creo que vamos por el buen camino. Hacen falta mas ayudas publicas para que surjan mas emprendedores, mas aceleradoras y para arrastrar a mas inversores privados, pero el sector avanza con pie firme. En este sentido ahora acabamos de crear, junto con 40 organizaciones del sector, Foro Impacto, una organización que sin duda creara las sinergias necesarias para impulsar a estos emprendedores y al sector en España. El objetico es también unirse al GSG Global Steering Group, la organización mundial del sector que fue impulsada en su día por el G8.

¿En qué proyectos sociales están trabajando ahora?

Tenemos cuatro sectores en que queremos priorizar nuestra acción inversora: educación, salud, sostenibilidad e innovación social. En todos ellos, especialmente orientados en aquellos problemas que consideramos más acuciantes, como atender a las raíces del fracaso escolar, necesidades desatendidas de colectivos en riesgo de exclusión social, nuevas soluciones que minoren el impacto ambiental de nuestra forma de producir y consumir, o cómo la tecnología puede ayudar a mejorar el acceso a determinados servicios.

¿Qué es un bono de impacto social?

Un bono de impacto social es un contrato a tres bandas entre inversores, administración pública y un prestador de servicios sociales, cuya finalidad es lograr escalar una solución innovadora que genera mejores resultados en términos de impacto social, y que incluye un mayor premio o rédito en función del impacto conseguido (pago por éxito/resultados).

La innovación y crear una cultura de pago por resultados serian los puntos clave de un bono de impacto social. A modo de ejemplo sirva el primer bono que existió en el mercado, en Reino Unido, concretamente: una organización social lograba reducir la tasa de reincidencia de los ex reclusos de una cárcel Londinense, con el consiguiente ahorro para la propia administración pública en estancia en la cárcel, policía, juzgados.. y evidentemente para la sociedad. Con el apoyo financiero de unos inversores, ese prestador de servicios logra proveer de su solución que produce un ahorro a la Administración. En consecuencia, ésta retorna a los inversores la inversión realizada con un determinado interés por el grado de éxito conseguido.

¿Cree que los consumidores cada vez valoran más a las empresas que tienen objetivos de impacto social o de defensa del medio ambiente?

Sí, sin duda. Nosotros somos grandes defensores del concepto de “Valor compartido” de Michael Porter, que dice que las empresas que en el futuro tendrán mas éxito serán aquellas que sean capaces de crear valor compartido, es decir valor social, medioambiental y económico. Los consumidores y especialmente los millennials las preferirán y también serán capaces de atraer el mejor talento para trabajar en ellas, porque es mas atractivo trabajar en una empresa con un propósito que transcienda la simple creación de riqueza.