Celebran la retirada de la reforma del aborto
Participantes de la manifestación convocada en Madrid y 38 ciudades españolas por la Coordinadora Feminista, días después de la retirada de la reforma del aborto planteada por el Gobierno. Ballesteros / EFE

El año pasado se practicaron en España 94.123 abortos legales, lo que supone una tasa de 10,51 interrupciones por cada 1.000 mujeres y un ligero aumento de un 1% respecto a los practicados en 2016.

En el caso de las menores de 20 años se registró un descenso del 0,2% y se realizaron 9.755 abortos, según los datos del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social hechos públicos este jueves.

Desde 2010, año en el que entró en vigor la actual ley de plazos, el número de abortos ha disminuido un 16,71% y el de las menores de 20 años lo ha hecho un 31 %.

La ley de plazos actual es la aprobada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, y que sustituyó a la de 1985 que contemplaba solamente unos determinados supuestos, entre los que figuraban las secuelas físicas y mentales para la madre. La ley de plazos fue modificada por el Gobierno de Mariano Rajoy para impedir que las menores de edad pudieran abortar sin la aprobación de sus padres o tutores.

Además, la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, anunció este jueves, tras presidir la reunión del grupo de expertos, la reactivación de la Estrategia de Salud Sexual y Reproductiva y la realización de una Encuesta de Salud Sexual, que no se realiza desde el año 2009.

En octubre de 2010 se diseñó la estrategia, consensuada con las sociedades científicas y profesionales, con organizaciones sociales, personas expertas y las comunidades autónomas. Pero tal y como recordó Carcedo, su aplicación "ha sido prácticamente nula en salud sexual y existen deficiencias en su implantación". La ministra defendió que la estrategia es "una herramienta fundamental" para avanzar en los derechos sexuales y reproductivos para la ciudadanía, una de las prioridades del Gobierno de España.

Encuesta de salud sexual

También explicó que la Encuesta Nacional de Salud Sexual, que se realizó por última vez en 2009, tiene como objetivo recabar información relevante sobre distintos aspectos de la salud sexual de la población en España, con el objetivo de identificar las necesidades de información y atención sanitaria existente.

Se recogerán datos de la población de 16 años en adelante y, como ya se hizo en 2009, planteará cuestiones como el tipo de información sexual de que se dispone, las necesidades que se tienen a este respecto o cómo se accede a ella. También se obtendrá información de las experiencias sexuales, los métodos de prevención o el acceso a los recursos, entre otros aspectos.

Además, se hará especial hincapié en la población más joven para identificar y analizar la aceptación de discursos en torno a fenómenos como las violencias sexuales, el consumo de pornografía en Internet y la prostitución.