Libro
Muchas palabras comunes tienden a tener una popularidad cíclica. PIXABAY

"Descarbonizar", "micromachismo", "VAR", "dataísmo" y "mena" son algunas de las palabras candidatas a recibir la distinción de "Palabra del Año" 2018, que decide la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA).

Esta será la sexta vez que la institución escoja su Palabra del Año, tradición que comenzó en 2013 con "escrache" y continuó con "selfi" (2014), "refugiado" (2015), "populismo" (2016) y "aporofobia" (2017).

Antes de la elección definitiva, que tendrá lugar el sábado 29 de diciembre, Fundéu BBVA presenta una lista de doce candidatas que deben cumplir una serie de requisitos: haber estado presentes en el debate social y en medios de comunicación y que hayan sido objeto de alguna de las recomendaciones que publica Fundéu BBVA a lo largo del año. Además, se busca que sean palabras extendidas por todo el ámbito hispanohablante, y no sólo en determinadas zonas.

Este año, las candidatas son "arancel", "nacionalpopulismo", "microplásticos", "hibridar", "VAR", "procrastinar", "mena", "los nadie", "micromachismo", "descarbonizar", "dataísmo" y "sobreturismo".

Joaquin Muller, director de la fundación, explica que muchas de estas recomendaciones están destinadas a los profesionales de la comunicación, que deben trabajar con el español más urgente, y que, por tanto, la lista de las palabras ofrece cierta perspectiva sobre los temas que más preocuparon a los medios en el año.

Así, señala que, respecto a otros años, hay menor presencia de la política entre estas palabras (sólo "nacionalpopulismo") y, a cambio, aparecen muchos temas del ámbito del medio ambiente, como ocurre con "descarbonizar", "microplástico" e "hibridar").

Desde el área de lo social, aparecen los términos "mena" (los menores no acompañados que se ven obligados a migrar), "los nadie" y "micromachismo"; del campo económico llegan "arancel" y "sobreturismo" y, del deporte, el acrónimo "VAR", que se ha asentado para referirse al videoarbitraje y va camino de convertirse en sustantivo, como ocurrió con "sida" o "pyme".

Por último, aparece el vocablo tecnológico "dataísmo" (que se referiere a la filosofía que centra la actividad humana en torno a los grandes flujos de datos e información en bruto aparejados a las Tecnologías de la Información y Comunicación o "TIC") y el término "procrastinar", un verbo que lleva unos cuantos siglos en el vocabulario de nuestro idioma pero que se ha vuelto a poner de moda.

Encuesta

¿Cuál crees que ha sido la palabra del año 2018?

Arancel.
2,4 % (649 votos)
Nacionalpopulismo.
11,23 % (3032 votos)
Microplásticos.
8,91 % (2406 votos)
Hibridar.
1,02 % (275 votos)
VAR.
39,92 % (10780 votos)
Procastinar.
9,03 % (2439 votos)
Mena.
1,51 % (408 votos)
Los nadie.
0,83 % (225 votos)
Micromachismo.
22,09 % (5965 votos)
Descarbonizar.
1,04 % (282 votos)
Dataísmo.
0,59 % (160 votos)
Sobreturismo.
1,41 % (382 votos)