Menores migrados viven en chabolas en la montaña barcelonesa de Montjuïc

  • El consistorio ha defendido que la situación de estos jóvenes es "competencia exclusiva" de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (Dgaia).
  • Desde la Conselleria de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias han asegurado que el trabajo de "detección de menores en la calle" corresponde al Ajuntament.
Vista de Google Maps de la montaña de Montjuïc de Barcelona.
Vista de Google Maps de la montaña de Montjuïc de Barcelona.
EUROPA PRESS

Menores migrados no acompañados viven en construcciones precarias hechas con mantas y colchones en la montaña de Montjuïc de Barcelona, según ha publicado 'El Periódico', y fuentes del Ayuntamiento han afirmado: "La situación es conocida y hemos avisado reiteradamente a organismos competentes".

El consistorio ha defendido que la situación de estos jóvenes es "competencia exclusiva" de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia (Dgaia) de la Generalitat.

Contrariamente a esto, fuentes de la Conselleria de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias han asegurado que "el trabajo de detección de menores en la calle lo tiene que hacer el Ayuntamiento y, si encuentra, informar a la Dgaia o llevarlos a una comisaría de Mossos d'Esquadra".

"Cuando esto pasa, la Dgaia actúa", han asegurado, y han añadido que no pueden saber la cifra de menores que hay actualmente en la capital catalana, aunque el sistema de protección acoge más de 3.300 menores extranjeros sin referentes familiares, según han indicado en otras ocasiones.

El organismo del Govern ha reconocido que, en un pequeño número de casos, algunos menores salen de los centros de la Dgaia y no vuelven: "Tenemos que ser conscientes de que no son centros cerrados y de que el trabajo con los menores se basa en el compromiso entre el joven y el educador".

Según la información del citado diario, actualmente hay al menos una chabola en la montaña y, en otras ocasiones han habido como mínimo dos más; en éstas viven al menos ocho menores, entre los que hay uno de 12 años, mientras que hay un grupo de 30 en las calles de la ciudad, sobre los que las entidades alertan de su vulnerabilidad.

Acercarse a los jóvenes

La Dgaia asegura que trabaja con el Ayuntamiento para acercarse a algunos jóvenes con dinámicas de calle para que vayan a un centro pero alerta de que "es difícil poder empezar este contacto inicial", y cuando a veces se logra, también es difícil que quieran ingresar en un centro, si bien ahora mismo no han encargado esta labor a ninguna entidad.

En el marco de la Estrategia catalana de acogida e inclusión, la administración catalana y barcelonesa están analizando cómo mejorar el servicio de intervención en la calle, así como reforzar junto a través del Consorci de Serveis Socials de Barcelona el actual servicio Dar Chabab dedicado a jóvenes vulnerables en la calle.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento