Asesino de Golden State
Un agente coloca una fotografía policial del 'asesino de Golden State', identificado como Joseph James DeAngelo, de 72 años, y detenido esta semana. EFE

La estadounidense Barbara Rae-Venter, la doctora en biología especializada en investigar árboles genealógicos que ayudó a cazar al asesino en serie Joseph James DeAngelo, colabora con la policía en otros 50 casos.

Su pericia le ha merecido este martes el reconocimiento de la revista Nature como una de las personas más importantes de 2018. Tal como recuerda esta publicación, en febrero de 2017 recibió una llamada de un investigador que buscaba ayuda con un caso criminal que finalmente daría con DeAngelo, un expolicía de 72 años y asesino de 12 personas y que perpetró 50 violaciones y más de un centenar de asaltos entre 1974 y 1986.

El trabajo de Rae-Venter no solo condujo al arresto del asesino, sino que también demostró un enfoque poderoso, aunque controvertido, para identificar criminales a través de la genealogía genética, recuerda Nature.

Rae-Venter se formó en primera instancia en genealogía genética, que utiliza el ADN para completar árboles familiares, para explorar su propia ascendencia. Finalmente, comenzó a usar las herramientas para ayudar a otros, como las personas que habían sido adoptadas cuando eran niños, lo que atrajo la atención de Paul Holes, un investigador de la oficina del fiscal de distrito del condado de Contra Costa en California.

Rae-Venter subió un perfil creado a partir del ADN de la escena del crimen en GEDmatch, una base de datos pública utilizada por los genealogistas. Aunque no es tan grande como los sitios web de genealogía comercial, los términos de servicio de GEDmatch no prohibían expresamente que la policía hiciera búsquedas. De inmediato, encontró a alguien que parecía ser un primo tercero o cuarto del asesino.

Con la ayuda del FBI y los funcionarios legales locales, ella trabajó para triangular un antepasado común y luego construir el árbol genealógico. Finalmente, se concentró en Joseph DeAngelo, un exoficial de policía que vivía en Sacramento. Una prueba directa de su ADN probó el emparejamiento y su culpabilidad.

El éxito de su trabajo ha llevado a que diferentes agencias policiales hayan pedido ayuda a Rae-Venter para solucionar más de medio centenar de casos criminales, según confesó a The New York Times, sobre los cuales no ha dado más detalles.