Manifestantes a la altura de Russafa
Manifestantes a la altura de Russafa EUROPA PRESS

Al grito de "ningún ser humano es ilegal", la protesta ha partido de la plaza del Ayuntamiento de València sobre las siete de la tarde, hasta llegar a la puerta azul de Zapadores. Decenas de organizaciones y colectivos sociales, junto a personas a título individual, se han sumado a esta manifestación encabezada por la pancarta 'Por los derechos de las personas migrantes'.

Durante el recorrido se han escuchado reivindicaciones como 'Tancarem, tancarem els CIEs', 'Basta ya de muertes en el mar', 'València, tumba del feixisme' o 'For a fascistes de nostres barris', junto a otras en clave política como 'Marlaska cierra el CIE' o 'Fulgencio cierra el CIE', en referencia al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y el delegado del Gobierno en la Comunitat, Juan Carlos Fulgencio.

Se trata de la XI Marcha al CIE para reclamar tanto el cierre de Zapadores como de todos los de España. Precisamente este martes, la Campaña por el Cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros CIEs No ha denunciado el encierro en Zapadores de cuatro chicos argelinos, al parecer menores, sin que se hayan realizado todas las pruebas necesarias para determinar su edad.

Ante este tipo de situaciones, las organizaciones han salido a la calle para denunciar que "tras este muro, tras esta puerta azul, hay decenas de personas encerradas simplemente por una falta administrativa y por no tener un permiso de residencia, entre ellas cuatro menores".

En el manifiesto del 18D, al que se han adherido decenas de plataformas de la Comunitat Valenciana, recuerdan que desde hace 11 años que "personas migrantes, asociaciones, organizaciones, colectivos y sociedad valenciana en su conjunto" se movilizan en el Día de los Derechos de las Personas Migrantes con el fin de evidenciar la situación en la que viven los inmigrantes en España.

Denuncian tanto el "entramado represivo" de las políticas migratorias europeas y españolas como la "explotación laboral salvaje" que permite la Ley de Extranjería. Ante esta situación, exigen el fin de los vuelos de deportación y el cierre "incondicional" de los CIE, la retirada de las cuchillas en las vallas de Ceuta y Melilla o la derogación de la 'ley mordaza', junto al cese de las redadas racistas y la estigmatización de los extranjeros.

EL RACISMO INSTITUCIONAL, "UNA CONSTANTE"

En el caso de la Comunitat, las organizaciones lamentan que "el racismo institucional es una constante, a personas que simplemente tratan de buscar la vida con la venta ambulante o aparcando coches". Como ejemplo, señalan los casos de "Junior Taofiki, criado en Benimaclet, que cumple ya cuatro años deportado" y "Nieves Nfina, quien ha sido dos veces violentada por la Policía Local".

"Más allá de discursos grandilocuentes sobre 'València Ciutat Refugi", reclaman que "sean atendidas urgentemente las necesidades básicas y los derechos humanos de los menores no acompañados, así como el fin del desprecio a las personas que buscan protección".

Y hacen hincapié en la necesidad de "voluntad política ante el Gobierno central para exigir el cierre completo del CIE de Zapadores". "Ante el aumento de organizaciones racistas, xenófobas y machistas que creen que quieren marcar la agenda del País Valencià, estamos aquí hoy para decir que 'no hay miedo'. Basta ya de mentir y difamar para acabar con nuestra convivencia"", reivindican, para llamar a "seguir tejiendo redes de solidaridad".

Consulta aquí más noticias de Valencia.